Noticias de rumores y fichajes

Arranca la nueva aventura de Forlán

El delantero uruguayo se despidió ayer de la afición rojiblanca y fue recibido en olor de multitudes en Milán, donde aguardan sus goles. Su contratación por el Inter sólo reportará al Atlético 5 millones de euros.

Diego Forlán, a su llegada a Italia Diego Forlán, a su llegada a Italia (FOTO: Inter.it)

Diego Forlán ya no es jugador del Atlético de Madrid. Tras semanas de intensas negociaciones con el Inter, el delantero uruguayo aterrizó anoche en Milán y se puso al cuello la bufanda neroazzurra, colores que defenderá durante las próximas dos temporadas. Con su incorporación, el Inter ha hecho un buen negocio. Le ha fichado por 5 millones de euros (recaudó 28 por la marcha de Samuel Eto’o al Anzhi ruso) y se ha asegurado una buena cantidad de goles. Pese a su edad, 32 años, a Forlán le queda fútbol para rato.

Lo demostró en la Copa América, ganada precisamente por su Uruguay, y también en el Atlético de Madrid, pese a que completara una temporada discreta el pasado curso. Sin el apoyo de la directiva colchonera (es vox populi que Forlán no era del agrado del consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín) y con la tensa relación que mantenía con su por aquel entonces entrenador, Quique Sánchez Flores, el uruguayo no gozó del mejor de los ambientes para desplegar su potencial.

Con la marcha del técnico madrileño y la llegada de Gregorio Manzano al banquillo atlético, Forlán creyó en un nuevo abanico de posibilidades rojiblancas.

Sin embargo, y pese a la marcha de Sergio Agüero, la directiva del Atlético le mantuvo en la rampa de salida. No hubo redención para el jugador, muy agradecido a la afición colchonera, pese a que haya mantenido con ella una extraña relación de amor-odio.

“Fueron cuatro años de victorias y derrotas. Lo vivido aquí fue increíble. Cada vez que escuchaba el grito de ‘¡uruguayo!’ desde la grada… No lo podré olvidar nunca. Aunque tuve mis aciertos y desaciertos, mis equivocaciones, como cuando dije que no besaría el escudo. Soy un hombre y no me arrepiento de nada, pero lo más importante es el sentimiento que a uno le queda. Me voy siendo hincha del Atlético“, expresó ayer el charrúa, en rueda de prensa.

“No cambiaría nada de estos años. En mi persona, los meses malos están en el olvido“, apostilló. Posteriormente tomó rumbo a Barajas y cogió el avión que le llevó a Milan. A su llegada, ayer noche, fue recibido en olor de multitudes y de su boca no salieron más que palabras de agradecimiento hacia su nuevo club, el Inter de Milán.

“Quiero dar las gracias a Massimo Moratti (presidente del Inter) por esta oportunidad. Estoy muy contento de estar aquí y de jugar para un equipo como el Inter. Ya he hablado con Zanetti, Cambiasso y Diego Milito y quiero decir que estoy muy feliz por esta gran oportunidad para mi carrera. Mi objetivo es jugar y marcar el máximo número de goles posibles para mi nuevo equipo”, expresó.

Una nueva experiencia se abre en la vida de Forlán, preparado para marcar las diferencias, también, en el Calcio italiano.

Compartir

Comentarios