Noticias de rumores y fichajes

Barcelona y Madrid se preparan para la desbandada del Chelsea

Sendos equipos quieren ‘pescar’ en un equipo ‘blue’ que, tras el batacazo en Champions, puede perder a sus principales estrellas.

Sendos equipos quieren 'pescar' en un equipo 'blue' que, tras el batacazo en Champions, puede perder a sus principales estrellas.

Roman Abramovich fichó a José Mourinho en 2004 con un objetivo claro: que el portugués lograra la Liga de Campeones para el equipo blue. Para desgracia del todopoderoso magnate ruso, Mou, que se coronó con la máxima competición europea cuando dirigía al Oporto, no ha logrado el objetivo por más que Abramovich le haya creado un equipo de estrellas forjado a base de talonario.

La última eliminación, ante el Liverpool, habría sido la gota que habría colmado el vaso de Abramovich que si ya estaba en pie de guerra con el portugués, ahora, tiene un motivo más para darle puerta a final de temporada.

No obstante, al magnate ruso le puede salir caro despedir al portugués, puesto que, los principales pilares del equipo blue apoyan a ultranza a Mourinho y podrían abandonar, con él, Stamford Bridge. Así, si el técnico abandona la disciplina del equipo inglés, Terry, Lampard, Essien o Robben también podrían hacerlo.

El primero de ellos lleva tiempo 'picado' con el Chelsea porque desea un contrato que le una de por vida al club inglés y éste se niega a cumplir sus deseos. Este cabreo podría ser aprovechado por Barcelona y Real Madrid, dos de los clubes interesados en sacar tajada de la posible desbandada que puede producirse en las filas del equipo blue.

Lampard tampoco acepta la oferta de renovación ofrecida por el Chelsea y si Deco abandona el Barcelona, el club catalán intentará abordar su contratación. Essien, por su parte, también sería pretendido por el club catalán, que buscaría un mediocentro de corte defensivo, y Robben también habría llamado la atención de los azulgranas que entrarían en una lucha encarnizada con el Real Madrid, que podría haber vuelto a la carga por uno de los jugadores que el Ramón Calderón utilizó como promesa electoral para ganar las elecciones madridistas.

Roman Abramovich fichó a José Mourinho en 2004 con un objetivo claro: que el portugués lograra la Liga de Campeones para el equipo blue. Para desgracia del todopoderoso magnate ruso, Mou, que se coronó con la máxima competición europea cuando dirigía al Oporto, no ha logrado el objetivo por más que Abramovich le haya creado un equipo de estrellas forjado a base de talonario.

La última eliminación, ante el Liverpool, habría sido la gota que habría colmado el vaso de Abramovich que si ya estaba en pie de guerra con el portugués, ahora, tiene un motivo más para darle puerta a final de temporada.

No obstante, al magnate ruso le puede salir caro despedir al portugués, puesto que, los principales pilares del equipo blue apoyan a ultranza a Mourinho y podrían abandonar, con él, Stamford Bridge. Así, si el técnico abandona la disciplina del equipo inglés, Terry, Lampard, Essien o Robben también podrían hacerlo.

El primero de ellos lleva tiempo ‘picado’ con el Chelsea porque desea un contrato que le una de por vida al club inglés y éste se niega a cumplir sus deseos. Este cabreo podría ser aprovechado por Barcelona y Real Madrid, dos de los clubes interesados en sacar tajada de la posible desbandada que puede producirse en las filas del equipo blue.

Lampard tampoco acepta la oferta de renovación ofrecida por el Chelsea y si Deco abandona el Barcelona, el club catalán intentará abordar su contratación. Essien, por su parte, también sería pretendido por el club catalán, que buscaría un mediocentro de corte defensivo, y Robben también habría llamado la atención de los azulgranas que entrarían en una lucha encarnizada con el Real Madrid, que podría haber vuelto a la carga por uno de los jugadores que el Ramón Calderón utilizó como promesa electoral para ganar las elecciones madridistas.

Compartir

Comentarios