Noticias de rumores y fichajes

Carew y Tacchinardi son los nombres

La reunión mantenida en la noche del miércoles entre Joan Laporta, Sandro Rosell, Txiki Begiristain y Frank Rijkaard parece haber servido para centrar los objetivos del Barcelona en el mercado de invierno: un medio defensivo y un delantero. John Carew y Alessio Tacchinardi encabezan la lista de favoritos.

La reunión mantenida en la noche del miércoles entre Joan Laporta, Sandro Rosell, Txiki Begiristain y Frank Rijkaard parece haber servido para centrar los objetivos del Barcelona en el mercado de invierno: un medio defensivo y un delantero. John Carew y Alessio Tacchinardi encabezan la lista de favoritos.

Laporta y Rosell, Txiki y Rijkaard. Entre los dos directivos y los dos técnicos se ha llegado a la conclusión de que deben ser dos, y no tres, los refuerzos que necesita el Barça. El entrenador pedía dos centrocampistas pero sólo llegará uno debido a la dificultad de la operación. El mayor obstáculo para el Barça es, evidentemente, la relación calidad-precio: lo ideal sería encontrar ‘otro Davids’, es decir, alguien cedido y que dé un gran rendimiento.

Bajo coste y mucha calidad. Pero los catalanes son conscientes de que es complicado que se den ambas condiciones. Además, el excelente rendimiento que han ofrecido los fichajes de verano (Eto’o, Deco, Belletti...) se presta a agravios comparativos.

Ahora mismo, las primeras opciones son el italiano Alessio Tacchinardi para el puesto de mediocentro, debilitado por las bajas de Edmílson y Motta, y el noruego John Carew para suplir la ausencia de Larsson en la punta de ataque. Tanto el de la Juventus como el ex del Valencia, ahora en el Besiktas turco, están dispuestos a recalar en el Camp Nou. Al menos el Barcelona cuenta con esa baza con casi cualquier nombre que baraje: que el buen momento del equipo atraerá a muchos.

La pelota la tiene ahora Ferran Soriano, el vicepresidente económico del club, que deberá decidir sobre la viabilidad de los fichajes en términos de dinero.

Laporta y Rosell, Txiki y Rijkaard. Entre los dos directivos y los dos técnicos se ha llegado a la conclusión de que deben ser dos, y no tres, los refuerzos que necesita el Barça. El entrenador pedía dos centrocampistas pero sólo llegará uno debido a la dificultad de la operación. El mayor obstáculo para el Barça es, evidentemente, la relación calidad-precio: lo ideal sería encontrar ‘otro Davids’, es decir, alguien cedido y que dé un gran rendimiento.

Bajo coste y mucha calidad. Pero los catalanes son conscientes de que es complicado que se den ambas condiciones. Además, el excelente rendimiento que han ofrecido los fichajes de verano (Eto’o, Deco, Belletti…) se presta a agravios comparativos.

Ahora mismo, las primeras opciones son el italiano Alessio Tacchinardi para el puesto de mediocentro, debilitado por las bajas de Edmílson y Motta, y el noruego John Carew para suplir la ausencia de Larsson en la punta de ataque. Tanto el de la Juventus como el ex del Valencia, ahora en el Besiktas turco, están dispuestos a recalar en el Camp Nou. Al menos el Barcelona cuenta con esa baza con casi cualquier nombre que baraje: que el buen momento del equipo atraerá a muchos.

La pelota la tiene ahora Ferran Soriano, el vicepresidente económico del club, que deberá decidir sobre la viabilidad de los fichajes en términos de dinero.

Compartir

Comentarios