Noticias de rumores y fichajes

Cerrar las renovaciones antes del 2010, objetivo de Laporta

El Barcelona quiere dar carpetazo al capítulo de mejora y prolongación de contratos antes de que termine este año para tener así a los jugadores centrados cuando se decidan los títulos y cuando empiece además la carrera electoral.

Puyol y Márquez celebrando la Champions con el Barça Las renovaciones de Puyol y Márquez son las que más preocupan a la directiva azulgrana (FOTO: Getty Images)

Tras la renovación firmada la semana pasada por Leo Messi y las rubricadas este verano por Víctor Valdés y Touré Yayá, ahora a la directiva del Barcelona le quedan tres jugadores pendientes de pasar por los despachos de Can Barça: Andrés Iniesta, Rafa Márquez y Carles Puyol.

La renovación que parece más bien encarrilada es la de Andrés Iniesta. El de Fuentalbilla está de acuerdo con el que será su nuevo contrato y al parecer sólo hace falta concretar algunos pequeños detalles. Con esta renovación Iniesta ampliará su vínculo con el club hasta 2016 y su cláusula de rescisión pasará de los 150 a los 200 millones de euros, a la vez que verá aumentado su sueldo, que se equiparará al de los ‘cracks’ del equipo.

Sin embargo, si la mejora contractual de Andrés Iniesta ya está casi cerrada no se puede decir lo mismo de las de Carles Puyol y Rafa Márquez. Joan Laporta, en declaraciones recogidas por el diario Sport, ha asegurado que ambos jugadores tienen ya sobre la mesa una oferta del club y que ahora sólo hace falta su respuesta. Pero esta respuesta parece no estar del todo clara a pesar de que el presidente azulgrana se haya mostrado hoy optimista. Laporta ha asegurado que confía que ambos jugadores acepten sus propuestas,las cuales ha calificado de muy buenas. “Son dos jugadores emblemáticos y tienen que seguir”, ha afirmado el presidente azulgrana.

En ambos casos, el Barça les ofrece prorrogar el contrato por dos años, hasta el 2012, manteniendo las condiciones económicas que tienen actualmente y aunque estos nuevos contratos convencen tanto a Puyol como a Márquez ninguno de los dos termina de tener claro esto de continuar en el Barça ante su posible suplencia y falta de minutos en el equipo.

Acerca de la prolongación de contrato del capitán ya se ha hablado largo y tendido. El de la Pobla quiere seguir en el Barça pero también quiere gozar de minutos, por lo que el hecho de apartarse de la titularidad podría llevarle a emprender una nueva etapa, que se presupone la última de su carrera deportiva, en el extranjero. A pesar que tanto Guardiola como Laporta han mostrado su deseo de que el capitán siga en el Barça, él parece no tenerlo del todo claro.

Y a Rafa Márquez parece pasarle lo mismo. El mexicano, que volvió a jugar el sábado tras semanas en el dique seco, quiere saber que papel tendrá en un futuro en el equipo para decidir si quedarse en Can Barça o no. De marcharse, proposiciones no le faltarán ya que encima de la mesa parece que podría tener ya una oferta de Los Ángeles Galaxy.

Sea como sea, la directiva azulgrana quiere cerrar estos temas antes de finalizar el presente año para evitar que puedan distraer a los jugadores cuando los títulos estén realmente en juego y para que no coincidan con el arranque del proceso electoral. El propio Laporta lo ha dejado claro: “Son dos temas que deberían resolverse antes de Navidad. No sería bueno para el equipo ni para el club que se alargasen demasiado”.

Compartir
NO TE LO PIERDAS

Comentarios

Y TAMBIÉN...