Noticias de rumores y fichajes

¿Debe continuar Manolo Jiménez?

A punto de terminar la temporada, el debate sobre la continuidad de Manolo Jiménez como entrenador del Sevilla para el futuro próximo continúa.

Manolo Jiménez, entrenador del Sevilla La continuidad de Manolo Jiménez no está asegurada

El técnico de El Arahal ha sido discutido prácticamente desde su llegada al banquillo nervionense, tras la marcha al Tottenham de Juande Ramos. A día de hoy, desde el club se le postula como el encargado de recuperar, el año que viene, el prestigio perdido durante una temporada demasiado irregular. Sin embargo, son muchas las voces en el entorno sevillista que claman por la llegada de un entrenador de más prestgio internacional.

La abrupta salida de Juande Ramos del Sevilla allá por el mes de Octubre colocó a Jiménez en el puesto con el que siempre había soñado. Pero parte de la afición vio el ascenso del técnico sevillano desde las categorías más como un parche para esta temporada que como una verdadera apuesta para el futuro. Ahora, con la temporada casi acabada, y con unos resultados deportivos abiertamente mejorables (el Sevilla aún no tiene asegurado siquiera el puesto de UEFA) las voces críticas son cada vez más. Muchos aficionados creen que el entrenador no ha estado a la altura de una plantilla diseñada para pelear el título de Liga y hacer un papel destacado en Liga de Campeones.

El Sevilla hace ya muchas jornadas que olvidó la disputa del torneo liguero y en la máxima competición continental se cayó ante un Fenerbahçe considerado muy inferior. Tácticamente, Jiménez apenas ha cambiado el esquema de Juande Ramos pero ha aparcado excepto en momentos puntuales el sistema de rotaciones del técnico manchego que tan buenos resultados dio en el pasado. Han sido muy criticados también algunas sustituciones en momentos clave de los partidos. Por último, a nivel más institucional, muchos valoran negativamente la agria relación que desde un pimer momento ha mantenido Jiménez con la prensa.

Hay, sin embargo, otras consideraciones que podrían jugar a favor del técnico sevillano para continuar en el club. Deportivamente, hay que recoradar que la irregularidad del equipo ya era patente en los primeros partidos de liga, cuando aún estaba Ramos al mando.

La muerte de Antonio Puerta afectó gravemente a la plantilla, y desde el principio el Sevilla no pareció ser el mismo que el de las dos triunfales temporadas anteriores. Y aún es posible alcanzar este año un puesto de Champions. Si no se consiguiera, cabe también pensar que la directiva quisiera mantener a Jiménez por motivos económicos, ya que con los ingresos que proporciona jugar la UEFA, muy inferiores a los que da la Champions, sería muy difícil hacerse con un entrenador de prestigio capaz de ilusionar a la afición. Jiménez es un entrenador de la casa, que conoce bien el Sevilla, y sin los terribles sobresaltos acaecidos esta temporada quizás podría llevar a cabo una labor más brillante.

Habrá que esperar sobre todo a ver cómo se desarrollan estos tres últimos partidos de liga y de qué gusto final (excelente no será, en cualquier caso) deja la temporada de los de Nervión. Mientras tanto, el debate sigue en la calle.

Compartir

Comentarios