Noticias de rumores y fichajes

El Bayern centra todo el mercado de fichajes alemán

(Análisis del mercado) La enorme inversión de los bávaros, fichando a jugadores de máximo nivel mundial, ha sido lo más destacado del mercado germano.

(Análisis del mercado) La enorme inversión de los bávaros, fichando a jugadores de máximo nivel mundial, ha sido lo más destacado del mercado germano.El mercado de fichajes de Alemania ha estado marcado por un equipo: el Bayern de Múnich. Los bávaros ya avisaron, antes de abrirse el mercado, de que pretendían hacer un equipo tremendamente competitivo, capaz de ganar todos los títulos a los que aspiraban. Y vaya si lo consiguieron.

Miroslav Klose, Franck Ribéry y Luca Toni son los tres nombres más destacados entre los fichajes del Bayern. El delantero germano llevaba ya varias temporadas en el Werder Bremen demostrando todo su potencial y su enorme olfato goleador. Junto a Toni, procedente de la Fiorentina, formarán una de las delanteras más temibles de Alemania y de toda Europa.

Mención aparte merece el caso de Ribéry. El francés era uno de los jugadores más deseados del mercado estival, e incluso se llegó a especular varias veces con la posibilidad de que recalara en el Real Madrid. Al final, la gran oferta económica de los alemanes convenció al extremo galo, que será el encargado de asistir a sus dos excepcionales compañeros.

Además, se han incorporado otros jugadores de nivel como el brasileño Ze Roberto, que vuelve tras un año en Brasil. Sin embargo, también es cierto que el Bayern ha vendido a jugadores de nivel, como es el caso de Pizarro, Hargreaves, Salihamidzic o Santa Cruz.

Entre sus rivales, ninguno se ha reforzado con jugadores de la talla de los bávaros. Ni Schalke, ni Stuttgart ni Werder Bremen han fichado a grandes nombres, aunque sí que han incorporado a un gran número de futbolistas. La palma se la lleva el actual campeón, el Stuttgart, con 10 fichajes de entre los que destaca Gledson, procedente del Hansa Rostock.

Por su parte, Schalke y Werder se han centrado en el mercado germano, fichando a los jugadores más destacados de la temporada pasada en la Bundesliga. Una inversión que parece insuficiente para luchar contra el todopoderoso Bayern de Múnich. Más aún teniendo en cuenta que tendrán que compaginar la Bundesliga con la Champions League.

El mercado de fichajes de Alemania ha estado marcado por un equipo: el Bayern de Múnich. Los bávaros ya avisaron, antes de abrirse el mercado, de que pretendían hacer un equipo tremendamente competitivo, capaz de ganar todos los títulos a los que aspiraban. Y vaya si lo consiguieron.

Miroslav Klose, Franck Ribéry y Luca Toni son los tres nombres más destacados entre los fichajes del Bayern. El delantero germano llevaba ya varias temporadas en el Werder Bremen demostrando todo su potencial y su enorme olfato goleador. Junto a Toni, procedente de la Fiorentina, formarán una de las delanteras más temibles de Alemania y de toda Europa.

Mención aparte merece el caso de Ribéry. El francés era uno de los jugadores más deseados del mercado estival, e incluso se llegó a especular varias veces con la posibilidad de que recalara en el Real Madrid. Al final, la gran oferta económica de los alemanes convenció al extremo galo, que será el encargado de asistir a sus dos excepcionales compañeros.

Además, se han incorporado otros jugadores de nivel como el brasileño Ze Roberto, que vuelve tras un año en Brasil. Sin embargo, también es cierto que el Bayern ha vendido a jugadores de nivel, como es el caso de Pizarro, Hargreaves, Salihamidzic o Santa Cruz.

Entre sus rivales, ninguno se ha reforzado con jugadores de la talla de los bávaros. Ni Schalke, ni Stuttgart ni Werder Bremen han fichado a grandes nombres, aunque sí que han incorporado a un gran número de futbolistas. La palma se la lleva el actual campeón, el Stuttgart, con 10 fichajes de entre los que destaca Gledson, procedente del Hansa Rostock.

Por su parte, Schalke y Werder se han centrado en el mercado germano, fichando a los jugadores más destacados de la temporada pasada en la Bundesliga. Una inversión que parece insuficiente para luchar contra el todopoderoso Bayern de Múnich. Más aún teniendo en cuenta que tendrán que compaginar la Bundesliga con la Champions League.

Compartir

Comentarios