Noticias de rumores y fichajes

El culebrón de los 40 millones de euros

El nombre de Samuel Eto’o está en camino de ser el del protagonista de uno de los culebrones del próximo mercado estival de fichajes. El Barcelona ya le ha puesto precio: 40 millones de euros.

Samuel Eto'o con la camiseta del Barcelona Eto'o vale 40 millones de euros

Decir que la ‘limpia’ que vivirá este verano el vestuario azulgrana traerá movimientos de grandes jugadores no es decir ninguna novedad. A la confirmadas marchas de Frank Rijkaard y de Deco junto a la muy segura de Ronaldinho, posiblemente se sumará la salida de otro ‘fantástico’ culé: Samuel Eto’o.

Según informa Marca el Barcelona no cuenta con el camerunés y ya lo ha ofrecido a diversos clubes europeos. Y ante cualquier posible oferta, el club catalán ya le ha puesto precio: 40 millones de euros.

El delantero africano tiene contrato hasta 2010, por lo que desde el Barcelona consideran que este verano es cuando se debe vender al futbolista, cuando aún podrían recibir una alta cantidad por él. En cambio, en caso de esperar un año más la venta podría ser por un precio inferior. Además, y pese a no completar una buena temporada a nivel colectivo, los números de Eto’o este año son bastante buenos: 15 goles en 17 partidos en la Liga. Por eso mismo, el camerunés conserva un buen cartel en el extranjero.

Samuel Eto’o, que le ha hecho un guiño a la Premier, es uno de los objetivos prioritarios del Tottenham de Juande Ramos, pero también está en la agenda de varios clubes, dispuestos a negociar con la directiva culé el precio del astro africano: el Fenerbahçe turco, el Inter de Milan, el Chelsea de Abramovich o el Milan de Berlusconi. Aunque la oferta de estos clubes podría hacerse esperar, ya que todavía no ha terminado la temporada para algunos y el resultado final puede influir en las decisiones futuras.

El citado diario deportivo señala, por otro lado, que el ariete ex del Mallorca de momento no desea marcharse, pese a que el jugador considera que desde el club se ha dado luz verde a una campaña de desprestigio que parte de la prensa secunda, con el fin de que la opinión pública culé acepte la marcha del futbolista.

Compartir

Comentarios