Noticias de rumores y fichajes

El día que Sandro estuvo en casa de Cristiano

El que fuera vicepresidente del Barcelona estuvo a un paso de lograr la contratación del extremo del Manchester United cuando éste era, todavía, jugador del Sporting de Lisboa.

El que fuera vicepresidente del Barcelona estuvo a un paso de lograr la contratación del extremo del Manchester United cuando éste era, todavía, jugador del Sporting de Lisboa.

El diario El Mundo Deportivo sorprende hoy anunciando que el Barça tuvo a tiro de piedra la contratación de Cristiano Ronaldo. Corría el año 2003 y Sandro Rosell viajaba hasta la casa del portugués para tratar con él y con su familia su posible incorporación al Barcelona.

Según el mencionado diario, Cristiano Ronaldo se mostró más que interesado por fichar por el club azulgrana pero dado que el Barcelona no tenía dinero para hacer frente a la compra del jugador, Sandro Rosell pidió al portugués, que ya tenía la oferta del Manchester United sobre la mesa, que aguantara un año más en el Sporting de Lisboa para aterrizar con la carta de libertad bajo el brazo en el Camp Nou en 2004.

Cristiano Ronaldo, pese a preferir jugar en el Barcelona antes que en el Manchester (según figura en la citada información), declinó la propuesta de Sandro por amor a un Sporting de Lisboa del que no se quería marchar sin dejar un beneficio económico.

Al final, el portugués dejó 12 millones de euros a la escuadra lusa emigrando a Old Trafford.

El diario El Mundo Deportivo sorprende hoy anunciando que el Barça tuvo a tiro de piedra la contratación de Cristiano Ronaldo. Corría el año 2003 y Sandro Rosell viajaba hasta la casa del portugués para tratar con él y con su familia su posible incorporación al Barcelona.

Según el mencionado diario, Cristiano Ronaldo se mostró más que interesado por fichar por el club azulgrana pero dado que el Barcelona no tenía dinero para hacer frente a la compra del jugador, Sandro Rosell pidió al portugués, que ya tenía la oferta del Manchester United sobre la mesa, que aguantara un año más en el Sporting de Lisboa para aterrizar con la carta de libertad bajo el brazo en el Camp Nou en 2004.

Cristiano Ronaldo, pese a preferir jugar en el Barcelona antes que en el Manchester (según figura en la citada información), declinó la propuesta de Sandro por amor a un Sporting de Lisboa del que no se quería marchar sin dejar un beneficio económico.

Al final, el portugués dejó 12 millones de euros a la escuadra lusa emigrando a Old Trafford.

Compartir

Comentarios