Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Albert Luque

El delantero de Terrassa apuntaba a ‘crack’ hasta que una mala decisión como fue su fichaje por el Newcastle le desvió de la trayectoria adecuada. Actualmente está sin equipo…

Luque, tras varias vueltas por Europa, quiere estabilizarse en Málaga (FOTO: Getty Images) Luque durante un partido con el Newcastle (FOTO: Getty Images)

La carrera de los futbolistas suele estar marcada por decisiones muy concretas que pueden catapultarles al estrellato o sumirles en la mediocridad. No es oro todo lo que reluce en el mundo del balón… Nuestro protagonista de hoy, Albert Luque, sabe bien a qué nos referimos, pues su carrera ha estado plagada de momentos en los que iba para figurón y otros en los que cayó en el más absoluto anonimato.

Y es que de joven acertó, por ejemplo, abandonando la cantera del FC Barcelona, una de las mejores del mundo, para enrolarse en la del Mallorca, con menos solera. Pero en Son Moix tuvo la fortuna de encontrarse con un Samuel Eto’o en ebullición y formar una sociedad letal que llevó al Mallorca por primera y única vez en su historia a clasificarse para la previa de la Liga de Campeones.

Tan bueno fue su rendimiento que José Antonio Camacho le incluyó a última hora en la lista de España para el Mundial 2002 y que el Deportivo de La Coruña desembolsó 15 millones de euros para hacerse con sus servicios. De nuevo, acierto de Luque, pues en Riazor vivió algunos de sus mejores momentos, como la remontada en Champions contra el Milan (4-0 en A Coruña).

Pero en el verano de 2005 todo cambió… a peor. El Newcastle se presentó con 14 millones de euros y Augusto César Lendoiro no dudó en vender a Luque a los magpies, uno de los equipos con más masa social de Inglaterra que estaba a punto de entrar en un periodo negro de su historia (que terminó con el club en Segunda División, por cierto). La inversión del conjunto de St. James’ Park en Luque resultó un desastre, hasta el punto que The Sun le incluyó en el Top 10 de peores fichajes de la historia de la Premier desde su fundación, a comienzos de los ’90.

Lesiones, malas actuaciones, una situación convulsa en el club… todo se torció en el Newcastle y Luque, por lo que costó y las expectativas generadas, fue uno de los chivos expiatorios, lo que provocó su marcha al Ajax. Pero las cosas no mejoraron en Holanda donde básicamente se le recuerda por pelearse en el descanso de un partido ante el Feyenoord con su compañero Luis Suárez. Adrie Koster, técnico ajacied, les castigó dejándolos en el banquillo con tan mala suerte que dos jugadores del Ajax se lesionaron durante el segundo tiempo y el equipo tuvo que jugar los últimos 20 minutos con diez hombres.

Aquel incidente significó su salida de Ámsterdam rumbo al Málaga en calidad de cedido, un club al que conocía pues había militado en él cuando jugaba en el Mallorca, que lo cedió a La Rosaleda para que se fogueara. Y lo cierto es que Luque repuntó en Martiricos, contribuyendo activamente a la salvación del equipo. Luque convenció al Málaga, que se lo quedó en propiedad, pero este año su rendimiento, de nuevo, ha decaído. Desapareció de las alineaciones, el jeque ha fichado a delanteros de la talla de Baptista y, hace solo unos días, le dieron la baja. Así que ahora, a los 32 años, Luque, 18 veces internacional con la Roja, se encuentra sin equipo a falta de pocos días para que se cierre el mercado invernal.

Consulta aquí todos los ‘fichajes estrellados’ analizados por Mercafutbol

Compartir

Comentarios