Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Andreas Herzog

Aunque ha sido uno de los mejores jugadores que ha dado Austria en los últimos tiempos, su paso por el Bayern de Múnich le vino algo grande.

Andreas Herzog Herzog, ídolo en Bremen, desapercibido en Múnich (FOTO: Getty Images)

La huella dejada por Maradona en el mundo del fútbol sobre todo en los años ’80 provocó que durante buena parte de los ’90 se extendieran sobrenombres, a menudo exagerados para jugadores de nivel inferior, como ‘el Maradona de los Cárpatos’ (que era Gheorghe Hagi), ‘del Atlas’ (Mustapha Hadji), ‘de los Blacanes’ (de estos hubo varios, como Dragan Ciric, Dejan Petkovic o Peter Dubovsky). O, como no, nuestro protagonista, ‘el Maradona de los Alpes’, el mediapunta austríaco Andreas Herzog.

No se puede discutir que Herzog ha sido uno de los mejores jugadores que ha dado aquel país en los últimos tiempos, probablemente en las dos últimas décadas (desde que se retiró Tony Polster), pero no es menos cierto que hubo un tiempo en el que se le sobrevaloró en exceso. Probablemente porque su forma de lanzar las faltas era digna de los mejores especialistas del mundo.

Quizá cegado por ese toque mágico, y después de tres temporadas muy buenas en el Werder Bremen, el Bayern le convirtió en uno de sus fichajes estrellas para la campaña 1995/96. Pero ese año se vio que para el máximo nivel, para la élite, a Herzog le faltaba un puntito. Seguramente no de calidad, pero sí de actitud, de carácter. La forma de ser de Herzog sobre el terreno de juego, un tanto apocada, pudo pasarle factura en un grande como el Bayern. Aquel año, valga como ejemplo, el equipo entonces entrenado por Franz Beckenbauer se proclamó campeón de la Copa de la UEFA, cuya final se jugaba a ida y vuelta, y Herzog no participó en ninguno de los dos duelos.

Tal fue el desencanto entre futbolista y club que a la temporada siguiente, sin tiempo para segundas oportunidades, el cuadro bávaro le ‘devolvió’ al Werder Bremen, donde, curiosamente, volvió a exhibir un nivel sobresaliente. De hecho, Herzog jugó cinco temporadas más en la Bundesliga defendiendo los colores del equipo hanseático, firmando buenos números tanto a nivel de asistencias como en lo referente a goles (al año siguiente de dejar el Bayern para regresar al Werder batió su propio record goleador con 15 dianas, una brutalidad para un mediapunta).

Después de aquel paso frustrado por el ‘gigante’ alemán, Herzog no volvió a probar suerte en un club grande de Europa. Cuando los años comenzaron a pesarle, simplemente regresó al Rapid de Viena, el club donde se formó, y antes de retirarse tuvo un breve paso por Los Angeles Galaxy, de la MLS, hasta colgar las botas en el 2004, siendo, por cierto, el futbolista que más veces ha vestido la camiseta de Austria, con 103 apariciones. Su presente, por último, sigue ligado a la selección de Austria, ahora en calidad de entrenador de los Sub-21.

Compartir

Comentarios