Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Dennis Bergkamp

Considerado uno de los mejores extranjeros que ha pasado por la Premier y un ídolo de la selección de Holanda, estuvo a punto de perderse tras su fichaje por el Inter.

Dennis Bergkamp con la camiseta del Inter de Milán Dennis Bergkamp lo pasó mal en el Inter (FOTO: Getty Images)

Aunque actualmente la Serie A está de capa caída, lo cierto es que la Liga italiana ha sido durante muchos años una prueba de fuego para muchos futbolistas, que llegaban como estrellas al Calcio y se iban, nunca mejor dicho, ‘estrellados’. Fundamentalmente, la Serie A era un torneo duro para los jugadores más técnicos, que sufrían férreos marcajes, no encontraban espacios para maniobrar entre líneas y eran sometidos a entrenamientos muy exigentes. Que se lo pregunten a Dennis Bergkamp.

El delantero holandés, ascendido al primer equipo del Ajax por Johann Cruyff a mediados de los ’80, lideró una de las grandes hornadas de la historia del Ajax, conquistando la Recopa de 1987 y la UEFA de 1992. No vivió, eso sí, la culminación de ese gran proyecto ajacied que fue la conquista de la Champions de 1995, porque dos años antes, en el verano de 1993, fichó por el Inter, en una decisión que estuvo a punto de arruinar su carrera.

Bergkamp llegó a la Beneamata junto con su compañero en el Ajax Wim Jonk, en un pack que le salió a Ernesto Pellegrini por un total de casi 20 millones de euros de los cuales se supone que 14 correspondían al delantero, que se convirtió así en el segundo traspaso más caro de la Serie A por detrás del de Gianluigi Lentini por el Milan. Pero no pasó demasiado tiempo desde que Iceman se enfundó por primera vez la elástica nerazzurra y comenzaron a caerle las primeras críticas.

Además de no acoplarse al Calcio, Bergkamp tuvo problemas para relacionarse dentro del temperamental clima latino que rodea al fútbol en Italia. Sus roces con algunos compañeros eran solo anecdóticos comparados con sus encontronazos con la prensa, hasta el punto que hubo un medio de comunicación que llegó a renombrar en cierta ocasión su sección ‘el peor de la semana’ como ‘el Bergkamp de la semana’. Pese a todo, duró dos temporadas en San Siro.

La salvación le llegó de la mano de Bruce Rioch, entrenador del Arsenal que le fichó en 1995 a cambio de 7,5 millones. Los gunners, con tradición de equipo bronco y sucio en las Islas, estaban a punto de sufrir la mutación más grande de su historia, la que lideró en la campaña 1996/1997 el francés Arsène Wenger con Bergkamp como uno de sus estandartes.

El Arsenal pasó a ser el paradigma del buen juego en la Premier y Bergkamp un ídolo en Londres. Sus logros con la selección holandesa también son incuestionables (segundo máximo goleador de la historia de la oranje por detrás de Kluivert). Solo un problema separó a Bergkamp del escalón que le hubiera situado entre los más grandes, su carácter frío y poco ambicioso. Bueno, eso y su miedo a volar, que le hizo perderse multitud de citas importantes en competiciones europeas que podrían haber elevado su caché. Pese a todo, un crack que, cosas del fútbol, bien pudo quedarse por el camino.

Consulta todos los fichajes estrellados analizados por Mercafutbol

Compartir

Comentarios