Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Drulic

El delantero serbio fue una de la peores inversiones que se hicieron en la Liga española en la primera década del siglo XXI. El Zaragoza pagó 13 millones de euros por un atacante que en cuatro temporadas consiguió solo tres goles.

Drulic, cuando jugaba con el Zaragoza Drulic, cuando jugaba con el Zaragoza (FOTO: Cordon Press)

Quizás muchos no os acordéis, pero es uno de los grandes fichajes estrellados de los últimos años en la liga española. Los aficionados del Zaragoza seguramente lo conozcan muy bien, porque sin lugar a dudas ha sido el mayor fiasco económico y deportivo de la entidad aragonesa. Se trata de Goran Drulic.

El Zaragoza, uno de los clubes históricos de la Primera División española, decidió fichar a este delantero serbio en el verano de 2001. Drulic venía con una carta de presentación envidiable debajo del brazo. Era un delantero joven, con gran proyección en el Estrella Roja (51 goles), internacional con su país y apodado el Vieri de los Balcanes.

Drulic acabó en el Zaragoza por una cantidad de 13 millones de euros, que hasta la fecha, sigue siendo la cifra más alta que se ha pagado por un traspaso en el club maño. Un Zaragoza que ni mucho menos pensó que tal inversión sería una de las más fatídicas, por no decir la que más, de toda su historia.

En el verano de 2001 Drulic llegó con gran expectación a La Romareda. El propio Barcelona estuvo tras sus pasos. Un club, el azulgrana, que ya lo había tenido años atrás en su plantilla filial en la temporada 1996/1997, cuando Juande Ramos dirigía el Barça B. El papel de Drulic en el Zaragoza era claro: sustituir a Savo Milosevic.

Sin embargo, una lesión grave a principio de temporada le impidió participar esa campaña. El equipo descendió a Segunda División, lo que significó una hecatombe económica para el club. A pesar de ello, le dieron una nueva oportunidad a Drulic, pero no estaba destinado a triunfar en el Zaragoza.

Durante las cuatro temporadas que jugó en la entidad maña, entre Primera y Segunda División, vistió la elástica zaragocista en 39 ocasiones, anotando solo tres goles, todos ellos cuando el club estaba en Segunda División. Un verdadero fracaso.

Desde que su contrato expiró con el Zaragoza, el delantero serbio se había ganado tal fama, que todo el crédito que tenía cuando llegó a España lo perdió de un plumazo. Ningún equipo de nivel se interesó por él, así que se marchó a jugar al Lokeren belga. De allí a la liga griega, para jugar en el OFI Crete de Grecia y en el Kavala.

En 2009 regresó a España para jugar en el CD La Muela de Tercera División, en lo que significaría uno de sus últimos coletazos como futbolista. Uno de los últimos, porque luego ficharía por el Andorra de la Segunda División B. Y este verano fichó por el Sariñena de la Tercera División aragonesa. Y quien sabe sí será este su último equipo.

Aunque lo que sí sabemos es que Goran Drulic se convirtió por la mala suerte y por méritos propios en una de la inversiones más estrepitosas del Zaragoza. Por eso tiene un lugar de honor entre nuestros fichajes estrellados. No es para menos.

¡Consulta aquí todos nuestro fichajes estrellados!

Compartir

Comentarios