Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Juan Sebastián Verón

¿Cómo pudo fracasar uno de los mejores centrocampistas argentinos de la última década tras estrepitosamente en la Premier League?

Verón, ídolo de Estudiantes, dejó mal recuerdo en la Premier (FOTO: Getty Images) Verón, ídolo de Estudiantes, dejó mal recuerdo en la Premier (FOTO: Getty Images)

Es complicado explicarse cómo un jugador de la talla de Juan Sebastián Verón pudo fracasar de forma tan estruendosa en la Premier League, hasta el punto que su nombre es uno de los ‘fijos’ cada vez que se realizan encuestas sobre los peores traspasos de aquella Liga. Qué poco podía imaginarse Alex Ferguson lo mal que le saldría la incorporación de la ‘Brujita’ cuando en 2001 pagó 46 millones de euros a la Lazio para contratarle (aún hoy es uno de los 10 fichajes más caros de la historia).

Y es que cuando Verón se fue al United era uno de los mejores futbolistas que se podían firmar en el mundo. Tras despuntar en la Sampdoria, que lo ‘pescó’ de Boca, pasó a formar parte en 1998 del mejor Parma de a historia. Sus actuaciones en el Ennio Tardini volvieron locos a los dirigentes de la Lazio, que lo compraron por más de 30 millones de euros. Realmente la apuesta de Ferguson parecía ‘segura’…

Solo una razón podría haber hecho sospechar a los más perspicaces que Verón podía fracasar en Inglaterra: Que los jugadores sudamericanos, históricamente, sufren en las Islas. Parece que allí ni el aficionado medio entiende el fútbol del otro lado del charco, ni el jugador que aterriza en su desapacible clima llega a comulgar con muchos de sus principios. Los primeros argentinos, de hecho, no brillaron en el fútbol británico hasta que Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa se sumaron al Tottenham a finales de los ’70. Posteriormente, la guerra de las Malvinas alejó más todavía a argentinos e ingleses.

De hecho, mientras en Italia o España los jugadores sudamericanos, sobre todo argentinos y brasileño, son muy valorados, en Inglaterra todavía hoy siguen siendo una colonia poco numerosa en comparación con el resto de Europa. En las últimas temporadas apenas una decena (si es que llega) de ‘albicelestes’ militan en la Premier, mientras que en la Liga, por ejemplo, suele haber una media cercana a los 40.

Pese a su bajo rendimiento en el ManU, Ferguson le dio oportunidades e incluso algunas veces solicitó paciencia con él. Pero el juego del centrocampista no solo no mejoraba sino que su reputación quedó más dañada aún tras el Mundial de 2002. Su partido ante Inglaterra fue pésimo y parte de la hinchada se lo recriminó airadamente… y exageradamente también, llegándole a acusar de ‘vendepatria’. Para rematarlo, una imagen suya pidiendo calma a Bielsa antes de botar una falta ante Suecia con el partido 1-1 (necesitaban ganar para no caer eliminados) terminó de convertirlo en casi un repudiado para algunos sectores de su país.

No obstante, el Chelsea de un recién llegado Roman Abramovich decidió darle un voto de confianza e incorporarle a su mega-proyecto a cambio de 23 millones de euros en el verano 2003. Sería el segundo ‘fichaje estrellado’ en la historia de la ‘Brujita’… Las cosas tampoco fueron bien en Stamford Bridge y los ‘blues’ acabaron por cederle al Inter.

De nuevo entre latinos, Verón renació, recuperó su nivel y pudo regresar con la cabeza bien alta al club de sus amores, Estudiantes, donde solo ha recogido halagos. Ganó su primer ‘clásico’ ante Gimnasia por un histórico 7-0, después levantó el Apertura en un desempate dramático ante Boca y más tarde logró su mayor éxito, la Copa Libertadres siendo nombrado MVP de la final y del torneo. En diciembre, Verón se quedó a unos segundos de guiar aún más alto a los ‘pincharratas’ en el Mundial de Clubs ante el Barça. Hubiera sido como cerrar el círculo que inauguró su padre, quien sí logró ganar la Intercontinental en 1968, precisamente, en Old Trafford, donde la ‘Brujita’ a punto estuvo de comenzar a tirar por tierra una carrera, con altibajos, pero brillante.

Compartir

Comentarios