Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Kiko Femenía

Aterrizó en Barcelona con la ilusión de hacerse hueco en el primer equipo azulgrana y acabó naufragando con el filial.

kiko-femenia Kiko Femenía, cuando aún era del Barça (FOTO: FC Barcelona)

Kiko Femenía fichó por el Barcelona durante el verano de 2011. El club azulgrana pagó dos millones de euros al Hércules para certificar su contratación y le fijó un plan de desarrollo futbolístico: rodaje en el Barça B y posterior aterrizaje en el primer equipo azulgrana. Si embargo, el guión no se cumplió y el club barcelonista anunciaba ayer la rescisión de contrato del joven extremo derecho, de 22 años.

Femenía cierra su periplo en Can Barça sin haber disputado un partido oficial con la primera plantilla (jugó 45 minutos del Trofeo Joan Gamper en 2011) y habiendo ofrecido un rendimiento irregular en las filas del filial culé. Aunque arrancó con buen pie, marcando en su segundo partido con el Barça B, la estela de Femenía se fue apagando con el paso de los partidos y la falta de oportunidades de Eusebio Sacristán. Especialmente opaca fue su segunda campaña, en la que se vio eclipsado por Deulofeu, Luis Alberto, Joan Roman o Dongou y en la que ni su polivalencia (también se puede desempeñar como lateral) le permitió obtener la titularidad de mano del técnico vallisoletano.

En toda la campaña 2012-13 disputó 28 encuentros, 15 como titular, y anotó un único gol. En el arranque del presente curso, Eusebio le comunicó que no contaría con sus servicios y el Barcelona accedió a rescindirle el contrato un año antes de lo previsto. Ahora, Femenía es libre para emprender una nueva aventura futbolística y recuperar las sensaciones que exhibió en su última campaña con el Hércules, durante el curso 2010-2011.

En tal período, Femenía fue la única luz que brilló en un Hércules que acabó descendiendo y exhibió técnica, atrevimiento, velocidad y desborde. Con sus prestaciones llamó la atención de importantes clubes europeos y uno de ellos fue el Barcelona, quien hizo soñar a Femenía con un futuro de campanillas. El sueño, sin embargo, acabó en pesadilla y ahora el alicantino sólo tiene un objetivo: obtener una nueva oportunidad.

Compartir

Comentarios