Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Manolo Canabal

El corpulento delantero gallego le salió por un ojo de la cara a un Real Madrid en el que tan solo estuvo durante seis meses. Las expectativas generadas tras su pase por el Mérida quedaron en nada y nunca llegó a hacerse un nombre en la élite del fútbol.

Manolo Canabal, en su etapa como jugador del Rayo Vallecano Manolo Canabal, en su etapa como jugador del Rayo Vallecano (FOTO: Cordon Press)

Nuestro fichaje estrellado de esta semana es un delantero centro que fichó el Real Madrid durante el verano de 1997. Su nombre es Manolo Canabal. Procedía del Club Polideportivo Mérida, que acababa de lograr su ascenso a Primera División, y a sus 23 años llegaba como una de las mayores promesas del fútbol español en ese momento.

Nacido en el municipio gallego de Forcarey en 1974, pasó por el Pontevedra y por el Leganés antes de aterrizar al filial del Mérida, donde rápidamente logró penetrar en el primer equipo y erigirse como una de las principales estrellas del ascenso del bloque emeritense a la máxima categoría del fútbol español.

Aquel corpulento delantero de 1,95 metros de altura y 90 kilos de peso llamó la atención del entonces presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, que no se lo pensó dos veces a la hora de invertir 800 millones de pesetas, casi cinco millones de euros, una cifra muy elevada en esos tiempos, para traer al Santiago Bernabéu a la perla gallega.

Pero al presidente blanco le salió el tiro por la culata. Su paso por la capital española resultó casi inédito. Su fichaje se llevó a cabo antes de la llegada de Jupp Heynckes al banquillo madridista y el técnico alemán contó con él para poco más que los entrenamientos. A los seis meses, se fue cedido al Valladolid.

Tras el préstamo a la entidad pucelana, Canabal no volvió a vestir la camiseta blanca. El espigado punta gallego pasó posteriormente por el Alavés y por el Rayo Vallecano, en los que residió un año en cada equipo antes de su aterrizaje en Málaga. En el club andaluz es donde guarda su etapa más laureada ya que fue con el único equipo que logró levantar un título: la Copa Intertoto de la temporada 2002-2003. En las cuatro campañas que permaneció en el elenco malacitano tampoco pudo desempeñar todo su potencial viviendo a la sombra de la dupla titular indiscutible formada por Darío Silva y Dely Valdés.

Canabal nunca fue un jugador afortunado en el ámbito de las lesiones. En la temporada 2004-2005 se vio obligado a dejar el fútbol cuando militaba en las filas del Pontevedra, el mismo equipo que le hizo debutar como profesional. Una lesión crónica en la espalda fue el detonante de la retirada a los 31 años de un jugador que nunca llegó a ser lo que muchos se esperaban tras lo fuerte que apostó el mejor equipo del siglo XX por él a finales de los 90.

¡Consulta aquí todos nuestros fichajes estrellados!

Compartir

Comentarios