Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Philippe Christanval

El jugador francés formó parte de la plantilla azulgrana durante dos temporadas, en las que no ofreció el rendimiento que se esperaba.

Philippe Christanval durante su época como jugador del Barcelona (FOTO: Getty Images) Philippe Christanval pasó por el Barcelona con más pena que gloria (FOTO: Getty Images)

Philippe Christanval es uno de esos nombres que forman parte de la historia reciente del Barcelona a olvidar, ese período oscuro en el que llegaron jugadores que, al final, el mejor lugar que han podido ocupar es esta sección semanal de Mercafutbol. Francés, actualmente con 32 años y retirado del fútbol profesional desde el verano de 2009, tiene en su haber dos temporadas como jugador culé, si bien pasó por el Camp Nou con más pena que gloria.

Llegó en verano de 2001 después de que el Barcelona desembolsase al Mónaco más de siete millones de euros por él y rodeado de elogios. Se esperaba que el francés fuera la piedra angular de la defensa culé, considerado como uno de los centrales con mayor proyección del fútbol europeo. Evidentemente, su resultado fue inversamente proporcional a los elogios recibidos.

Elogios a los que se sumó el entonces entrenador del primer equipo, Carles Rexach, quien en la presentación del futbolista lo definió como un jugador que “remata bien de cabeza, tiene velocidad y conjuga elegancia con contundencia. Será bonito verlo jugar, porque se trata de un defensa que se incorpora al medio campo y es un jugador muy completo“, dijo. Bien por Charly, que está claro que como profeta no se hubiera ganado la vida.

Christanval llegaba al Barcelona después de varias temporadas en el Mónaco de los Henry, Trezeguet, Barthez y Sagnol, con los que ganó una Liga y una Supercopa, y después de debutar con la selección francesa, y su rendimiento fue demasiado pobre en las dos temporadas que formó parte de la plantilla azulgrana: 45 partidos en dos años, 31 de Liga y 14 entre Copa y Champions. Terminó, o prácticamente arrancó, siendo criticado partido tras partido por la exigente grada del Camp Nou, que consideraba que más que pieza angular de la defensa culé era pieza angular del ataque del equipo rival.

A su favor se podría decir que llegó el mismo año que los brasileños Rochemback y Geovanni, el sueco Patrick Andersson y los argentinos Bonano y Saviola, una temporada después de que la junta directiva de Joan Gaspart se gastara los 60 millones de euros recibidos por la marcha de Luis Figo al Real Madrid; pero hay ocasiones en las que la verdad no se puede negar: no era jugador para el Barcelona, tal y como demostró en su periplo con la elástica azulgrana.

Y eso que Christanval llegó a ser convocado por el seleccionador francés para el Mundial de 2002 (en el que Francia se marchó a las primeras de cambio y sin marcar un gol). Sin embargo, en verano de 2003 comenzó su declive deportivo. Con la llegada de Joan Laporta a la presidencia del Barcelona y de Frank Rijkaard al frente del banquillo el futbolista francés entró a formar parte de la lista de jugadores transferibles, marchándose finalmente al Olympique de Marsella.

En el club francés las lesiones comenzaron a hacerle mella, y en dos temporadas sólo disputó 13 partidos. En verano del 2005 probó fortuna en el Arsenal, a donde viajó para realizar una prueba, prueba con la que no convenció a su compatriota Arsene Wegner. Finalmente fichó por el Fulham: tres temporadas, 40 partidos disputados. Después de probar fortuna en el Blackburn Rovers y sonar con fuerza para el Toronto, Philippe Christanval tomó la decisión de retirarse en verano del 2009 con 31 años, una edad un poco pronto para un defensa.

Consulta aquí todos los Fichajes Estrellados de Mercafutbol

Compartir

Comentarios