Noticias de rumores y fichajes

El fichaje estrellado: Rafa Benítez

El técnico madrileño sólo duró seis meses en el Inter de Milán. Los discretos resultados logrados en el Calcio italiano le condenaron.

Rafa Benítez Benítez protagoniza la sección de hoy (FOTO: Getty Images)

El 9 de junio de 2010, el Inter de Milán oficializaba el fichaje de Rafa Benítez. El madrileño dejaba atrás su periplo en el Liverpool, donde entrenó durante seis temporadas, para enrolarse en un proyecto tan ilusionante como complicado, dada la alargada sombra dejada por José Mourinho.

El técnico portugués logró el triplete con el Inter en la temporada 2009/10 y dejó un grato recuerdo que difícilmente podía ser mejorado por Rafa Benítez. De hecho, la estancia del madrileño en tierras italianas fue complicada desde el principio. Al club no llegaron los fichajes que pidió y el presidente del Inter, Massimo Moratti, no contempló algunos de los aspectos que jugaron en contra del español desde su llegada.

El más flagrante fue el de las lesiones. Jugadores como Diego Milito, Wesley Sneijder, Esteban Cambiasso, Thiago Motta o Walter Samuel (quién se perderá lo que resta de la temporada por una lesión de ligamentos) sufrieron dolencias musculares (excepción hecha de Samuel) en varios de los partidos que tuvo que afrontar Benítez como técnico interista y ello, evidentemente, mermó el potencial neroazzurro.

La causa de la plaga de dolencias pudo resultar de una campaña tremendamente intensa que para algunos se alargó con el Mundial de Sudáfrica. Sin embargo, esta posibilidad no fue contemplada para rebajar la tensión sobre Benítez y desde Italia se apuntó contra su staff técnico y la preparación física empleada en las sesiones del madrileño.

Esta situación sumada a la eterna comparación con su antecesor, Mourinho, complicó la relación Benítez-Moratti pese a que el madrileño respondiera con garantías en dos momentos clave de la temporada: la Supercopa de Italia y el Mundial de Clubes. Sendos títulos acabaron en las vitrinas del Inter con Benítez sentado en el banquillo neroazzurro aunque al madrileño no se le premió por sendos éxitos si no que se le castigó por los números obtenidos en el Calcio italiano.

Allí los resultados fueron tremendamente mediocres (actualmente el Inter ya con Leonardo es séptimo a 13 puntos del Milan y con un partido menos) y la situación llevó a Massimo Moratti a plantearse el despido de Benítez en varias ocasiones. El presidente, sin embargo, no hizo efectiva la decisión hasta que el Inter no ganó el Mundial de Clubes y tras unas polémicas declaraciones de Rafa Benítez en las que el madrileño pidió mayor apoyo al mandatario de la entidad y, evidentemente, fichajes invernales.

Ni una circunstancia ni la otra acabaron dándose porque Benítez fue destituido el pasado 23 de diciembre, seis meses después de su llegada al Giuseppe Meazza. La indemnización que le corresponde por su despido es de 8 millones de euros que el madrileño cobrará a plazos durante los próximos dos años salvo que fiche por otro club.

Si lo hace, y ateniendo a la normativa italiana, dejaría de percibir dicha indemnización y al Inter el negocio le saldría más barato. Ahora, los interistas han confiado la nave a Leonardo que tampoco lo tendrá fácil para remontar el vuelo neroazzurro en el Calcio.

¡No te pierdas ninguno de los fichajes estrellados de Mercafutbol!

Compartir

Comentarios