Noticias de rumores y fichajes

El Schalke 04, protagonista del mercado alemán

El conjunto de Gelsenkirchen es el equipo que más se ha reforzado este verano en la Bundesliga. El aterrizaje de Raúl González Blanco en el Schalke 04 es el fichaje que de más renombre en Alemania, mientras que el campeón de todo en suelo germano, el Bayern, ha preferido no tocar mucho la plantilla.

El conjunto de Gelsenkirchen es el equipo que más se ha reforzado este verano en la Bundesliga. El aterrizaje de Raúl González Blanco en el Schalke 04 es el fichaje que de más renombre en Alemania, mientras que el campeón de todo en suelo germano, el Bayern, ha preferido no tocar mucho la plantilla.

El Schalke 04 se ha convertido en uno de los equipos alemanes más nombrados este verano en cuanto se hacía referencia al mercado de fichajes. El equipo de la ciudad de Gelsenkirchen copó las portadas de (casi) todos los diarios deportivos a finales del mes de julio, cuando presentó a Raúl González Blanco, leyenda viva del Real Madrid que abandonaba el Santiago Bernabéu tras 16 años en el primer equipo blanco y que ahora afronta una nueva etapa como puntal del equipo que entrena Felix Magath.

Pero no sólo en julio ha ocupado el Schalke 04 titulares, ya que hasta el último día no cerrado la plantilla. De hecho, ayer, contrataron a tres jugadores: el atlético José Manuel Jurado, el holandés Klaas-Jan Huntelaar (Milan) y Nicolas Plestan, procedente del Lille. Pero no son los únicos fichajes, ya que a estos hay que añadir al también ex madridista Cristoph Metzelder, el también español Sergio Escudero (Murcia), Jendrisek (Kaiserlautern), Hoogland (Mainz), Uchida (Kashima Antlers), Papadopoulos (Olympiacos), Deac (Cluj) y Sarpei (B. Leverkusen). En total, doce jugadores nuevos (que bien podrían haber sido trece con Ujfalusi), un amplio número de incorporaciones acarrean varios traspasos, once en total, en los que destacan las marchas de Kuranyi (Dinamo de Moscú), Zé Roberto (Vasco), Asamoha (St. Pauli) o Rafinha (Génova). En definitiva, una renovación con la que Magath deberá conseguir cotas superiores a las logradas la temporada pasada.

Por su parte, el campeón de todo en Alemania la pasada temporada y al que solo le conquistar en Madrid la Liga de Campeones, el Bayern Munich de Louis van Gaal, han seguido aquella regla que dicta que mejor no tocar lo que funciona. El técnico holandés apostará esta temporada por la cantera bávara, de la que han salido joyas como Thomas Müller, cuya renovación hasta 2015 es como si fuera un fichaje, o Toni Kroos, que tras un año cedido en el Bayer Leverkusen regresará al Allianz Arena. Quizás la noticia que más alegría dió a los aficionados del Bayern fue ver cómo sus estrellas (Ribéry, Robben, Schweinsteiger,...) siguen en plantilla. Otra cosa fue al ver la enésima lesión del extremo holandés... Breno y Ottl, ambos del Nuremberg, y Braafheid, del Celtic, son los fichajes del Bayern de este año, mientras que Sosa, Lell y Görlitz son los traspasados.

Quizás, en el mercado alemán, lo que más ha destacado este verano además del fichaje de Raúl por el Schalke 04 han sido los traspasos al Real Madrid de Mesut Özil y de Sami Khedira. En el Werder Bremen se dieron prisa y ficharon a Wesley, del Sao Paulo, para sustituir a la joven promesa alemana, que además de a Özil ha perdido a Harnik.

Del resto de fichajes destaca el regreso de Diego a la Bundesliga, aunque en vez de recalar en su Werder Bremen de origen, el brasileño jugará en el Wolsfburgo. Además, Mauro Camoranesi fichó por el Stuttgart, el ex equipo de Khedira, siendo una de las operaciones que se cerraron en la última jornada del mercado estival.

El Schalke 04 se ha convertido en uno de los equipos alemanes más nombrados este verano en cuanto se hacía referencia al mercado de fichajes. El equipo de la ciudad de Gelsenkirchen copó las portadas de (casi) todos los diarios deportivos a finales del mes de julio, cuando presentó a Raúl González Blanco, leyenda viva del Real Madrid que abandonaba el Santiago Bernabéu tras 16 años en el primer equipo blanco y que ahora afronta una nueva etapa como puntal del equipo que entrena Felix Magath.

Pero no sólo en julio ha ocupado el Schalke 04 titulares, ya que hasta el último día no cerrado la plantilla. De hecho, ayer, contrataron a tres jugadores: el atlético José Manuel Jurado, el holandés Klaas-Jan Huntelaar (Milan) y Nicolas Plestan, procedente del Lille. Pero no son los únicos fichajes, ya que a estos hay que añadir al también ex madridista Cristoph Metzelder, el también español Sergio Escudero (Murcia), Jendrisek (Kaiserlautern), Hoogland (Mainz), Uchida (Kashima Antlers), Papadopoulos (Olympiacos), Deac (Cluj) y Sarpei (B. Leverkusen). En total, doce jugadores nuevos (que bien podrían haber sido trece con Ujfalusi), un amplio número de incorporaciones acarrean varios traspasos, once en total, en los que destacan las marchas de Kuranyi (Dinamo de Moscú), Zé Roberto (Vasco), Asamoha (St. Pauli) o Rafinha (Génova). En definitiva, una renovación con la que Magath deberá conseguir cotas superiores a las logradas la temporada pasada.

Por su parte, el campeón de todo en Alemania la pasada temporada y al que solo le conquistar en Madrid la Liga de Campeones, el Bayern Munich de Louis van Gaal, han seguido aquella regla que dicta que mejor no tocar lo que funciona. El técnico holandés apostará esta temporada por la cantera bávara, de la que han salido joyas como Thomas Müller, cuya renovación hasta 2015 es como si fuera un fichaje, o Toni Kroos, que tras un año cedido en el Bayer Leverkusen regresará al Allianz Arena. Quizás la noticia que más alegría dió a los aficionados del Bayern fue ver cómo sus estrellas (Ribéry, Robben, Schweinsteiger,…) siguen en plantilla. Otra cosa fue al ver la enésima lesión del extremo holandés… Breno y Ottl, ambos del Nuremberg, y Braafheid, del Celtic, son los fichajes del Bayern de este año, mientras que Sosa, Lell y Görlitz son los traspasados.

Quizás, en el mercado alemán, lo que más ha destacado este verano además del fichaje de Raúl por el Schalke 04 han sido los traspasos al Real Madrid de Mesut Özil y de Sami Khedira. En el Werder Bremen se dieron prisa y ficharon a Wesley, del Sao Paulo, para sustituir a la joven promesa alemana, que además de a Özil ha perdido a Harnik.

Del resto de fichajes destaca el regreso de Diego a la Bundesliga, aunque en vez de recalar en su Werder Bremen de origen, el brasileño jugará en el Wolsfburgo. Además, Mauro Camoranesi fichó por el Stuttgart, el ex equipo de Khedira, siendo una de las operaciones que se cerraron en la última jornada del mercado estival.

Compartir

Comentarios