Noticias de rumores y fichajes

El sí… pero no de Fábregas

El ‘culebrón Cesc’ sigue dando vueltas y merece la pena sentarse un momento a analizar todo lo que está ocurriendo al respecto

Cesc Fábregas quiere salir de Londres en verano (FOTO: Getty Images) ¿Acabará Cesc en el Barça? (FOTO: Getty Images)

En la última semana se han sucedido a velocidad de vértigo noticias, rumores y desmentidos acerca del posible acuerdo entre el Barcelona y Cesc Fábregas de cara a la próxima temporada. Un interés que lleva tiempo rumoreándose y que resurgió cuando Arsene Wenger le ofreció a su capitán un contrato estratosférico para que renovase por los gunners. Lógicamente, el entrenador galo se olía que algo se estaba cociendo a sus espaldas…

Y ese algo, según se supo después, fueron contactos entre el Barça y el entorno de Fábregas para sondear la posibilidad de que el jugador se comprometiera con el que fue su equipo durante la niñez para la próxima temporada. El problema es que la FIFA prohíbe negociar a espaldas del club que posee los derechos de un futbolista, bajo riesgo de sanción…

Además, Cesc siempre ha querido guardar un enorme respeto por el Arsenal, el club donde se ha hecho una estrella, así como por la afición gunner y el entrenador Arsene Wenger. De ahí que el Barcelona acabara publicando un comunicado negando acuerdo alguno con el internacional español. Claro que no hace falta ser muy espabilado para darse cuenta de que negando oficialmente un acuerdo con Cesc lo que se estaba haciendo era dejar bien a las claras que le han tanteado…

Otro elemento a tener en cuenta son las elecciones que en junio deben celebrarse en Can Barça, unas elecciones donde todos querrán utilizar a Cesc como arma electoral. En estos momentos, claro está, solo la junta actual podría negociar formalmente por el jugador, pero para eso debería hacerlo con el Arsenal, que no quiere ni oír hablar del peluquín. Y Laporta tiene mucha prisa por poder apuntarse un último tanto como atar al ‘crack’ de Arenys.

A todo esto, para acabar, todo el mundo parece estar olvidándose de un actor absolutamente principal, el propio Arsenal, que a fin de cuentas es quien tiene la potestad de vender o no a su futbolista. Y desde luego, los gunners no soltarán a su emblema por 30 millones de euros, como se ha llegado a publicar, sino que la cantidad a desembolsar estará más bien cerca de los 50 ‘kilos’.

Compartir

Comentarios