Noticias de rumores y fichajes

El último gesto de Forlán

El delantero uruguayo no jugó ayer el partido de ida de la previa de la Europa League que disputó el Atlético frente al Vitoria de Guimaraes (2-0) por unas supuestas molestias físicas.

Diego Forlán durante un partido con la selección de Uruguay Forlán, cada vez más cerca del Inter (FOTO: Cordon Press)

Los días de Diego Forlán en el Atlético de Madrid parecen estar contados. El Inter de Milán está al acecho (iniciará la ofensiva final por el uruguayo en cuanto se concrete la marcha de Samuel Eto’o al Anzhi ruso) y al jugador parece motivarle la idea de militar en la entidad neroazzurra. Hace unos días, el propio jugador confirmaba la existencia de una oferta interista y ayer era el presidente del club italiano, Massimo Moratti, quien manifestaba el interés italiano por Forlán. Blanco y en botella.

Por si quedaban dudas, en cualquier caso, Diego Forlán dio otro paso hacia su salida del Atlético ayer, perdiéndose el partido de ida de la previa de la Europa League que disputó el equipo rojiblanco frente al Vitoria Guimaraes (2-0). Oficialmente se alegaron problemas físicos del uruguayo y se obvió que si Forlán hubiera jugado en Europa ayer, no habría tenido opciones de militar, esta temporada, en Champions League con el Inter de Milán.

Y éste parece ser el motivo más factible de su ausencia. Así se explica que el técnico rojiblanco, Gregorio Manzano, tuviera que confiar la punta de ataque a Adrián, falto de compañía, y que el partido tuviera que desatascarlo Elías, que saltó al terreno de juego en el minuto 65. El centrocampista, a quien el Atlético quería, por cierto, incluir en la operación por Radamel Falcao, marcó los dos goles del triunfo atlético y situó al equipo colchonero, prácticamente (y a falta del partido de vuelta), en la fase de grupos de la Europa League.

El Atlético puede felicitarse por ello y por el fichaje de Radamel Falcao, dada la marcha de Sergio Agüero al Manchester City y la posible desbandada de Diego Forlán hacia tierras italianas.

Compartir

Comentarios