Noticias de rumores y fichajes

Fichajes Históricos: Figo (1)

Aunque son mucho más populares los hechos de su traspaso al Real Madrid, la llegada del futbolista portugués al FC Barcelona no estuvo extenta de polémica. En este artículo recordaremos el doble juego que el extremo luso mantuvo con dos equipos italianos antes de recalar en el club azulgrana.

figobarcelona Figo, con el FC Barcelona

A mediados de la temporada 1994/95, y con 22 años recién cumplidos, Luís Figo ya tenía ganas de abandonar el Sporting de Lisboa, donde se hizo como futbolista durante más de una década, y afrontar nuevos y mayores retos. Sin embargo, ya por aquellos tiempos, y quién sabe si influenciado por su representante José Veiga, su ‘operación salida’ ya destacó por las malas maneras.

A mediados de enero del año 1995, la Juventus consiguió alcanzar un preacuerdo con el conjunto lisboeta para asegurarse el fichaje del futbolista luso a final de temporada a cambio de 600 millones de pesetas totales (unos 3’6 millones de euros). Sin embargo, dos semanas después se hizo público que el jugador ficharía por el Parma a cambio de 500 millones de pesetas (unos 3 millones de euros) más otros 350 millones (algo más de 2’1 millones de euros) por el cánon de formación establecido por la UEFA, y ya estaba el lío montado: Figo había firmado con los segundos porque le ofrecían (también a su club) mejores condiciones, pero ya había dado su visto bueno y firmado el preacuerdo con la Juve.

Si el extremo portugués y su representante esperaban que los turineses olvidaran el asunto y le dieran vía libre a Parma, no podían estar más equivocados: los dos equipos italianos defendieron sus acuerdos legales, y, ante este panorama, a mediados de febrero las autoridades balompédicas del país decidieron invalidar ambos contratos/precontratos, y sancionar al futbolista sin poder jugar en Italia durante dos años.

Sin embargo, muy jugosa debía ser la oferta del Parma, ya que jugador y club mantuvieron su acuerdo, si bien, obviamente, la sanción era un serio problema a resolver. Fue entonces cuando apareció en escena el FC Barcelona, que ya se había interesado por Figo en diciembre del año anterior. En principio, el atacante debía llegar cedido al conjunto culé por dos campañas (las de la sanción) sin que éste pagara parte de su traspaso, pero, entre que no era viable que un jugador con la proyección del portugués sólo estuviese temporalmente en un equipo del nivel del Barça, y que el club italiano estaba interesado en hacerse con los servicios de un Hristo Stoichkov cuyas relaciones con el entrenador de los azulgrana, Johan Cruyff, estaban definitivamente rotas, la operación, en marzo, acabó convirtiéndose en un traspaso con posible opción de compra, dos años después (con la sanción ya terminada), para el Parma.

Finalmente, el atacante luso pudo ser presentado como futbolista azulgrana el día 20 de junio, y, sin necesidad de asegurar con el club lisboeta el fichaje del jugador, el Barça pagó solamente el cánon de formación, es decir, 350 millones de pesetas (algo más de 2’1 millones de euros) por el traspaso. En un principio, el acuerdo fue para dos temporadas (gozando entonces, como ya hemos dicho, el Parma de preferencia en su fichaje si Barça y jugador no quierían prorrogar su compromiso), ampliable a cinco más, hasta el 2002, si bien el contrato fue revisado en los años posteriores a su incorporación.

En el conjunto culé, Figo explotaría profesionalmente y se convertiría en estrella mundial durante cinco campañas, momento en que, verano del año 2000, provocó un movimiento sísmico en el mercado de fichajes…como veremos en la próxima entrega de “Fichajes Históricos”.

Compartir

Comentarios