Noticias de rumores y fichajes

Fichajes Históricos: Rivaldo

El Barcelona le birló su gran estrella del momento al Deportivo de la Coruña en verano del año 1997, y la jugada le salió bien: en el Camp Nou, Rivo vivió los mejores años de su trayectoria.

rivaldo 'Rivo', en acción con el 'Barça' (foto: Flipboard)

Desde el fichaje de Romario en verano del año 1993, por el FC Barcelona ha pasado casi íntegro el top 5 de grandes estrellas del fútbol brasileño del último cuarto de siglo (la excepción sería Kaká), hasta el punto de que en una ocasión una dejó su puesto a la otra. Fue en verano del año 1997, con Ronaldo y Rivaldo como protagonistas.

El día 23 de julio, il fenomeno, sin duda el mejor jugador del mundo en ese momento, dejó huérfana de ídolo a la afición culé al oficializarse que aceptaba la oferta del Inter de Milan por la cual el club italiano asumía su cláusula de rescisión de 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros). Inicialmente, el conjunto azulgrana le sustituyó por otro compatriota suyo, pero más trabajador y efectivo que brillante y espectacular: Sonny Anderson. Pero a la plantilla le faltaba un jugador con chispa, que marcara la diferencia cualitativa. Y surgió el nombre de Rivaldo.

Por entonces gran estrella de un Deportivo de la Coruña que estaba entre los mejores equipos de Europa, Rivo, con 21 goles y varias asistencias en 41 encuentros oficiales con el conjunto gallego, había demostrado una rápida adaptación al fútbol del continente. El Barça tenía que apostar a todo o nada con el futbolista, ya que el Depor no estaba dispuesto a venderlo, y su cláusula de rescisión ascendía precisamente a la cantidad que había recibido por Ronaldo, los citados 24 millones de euros.

El 14 de agosto la entidad catalana pagó la libertad del crack brasileño, por entonces de 25 años de edad, y Rivaldo firmó su nuevo contrato al día siguiente, debutando de azulgrana apenas veinticuatro horas después en el Trofeo Joan Gamper. Desde entonces y hasta el 21 de julio del 2002, cuando llegó a un acuerdo con la directiva culé para rescindir su contrato y marcharse, curiosamente, también a Milan (pero a San Siro), el futbolista sudamericano maravilló al Camp Nou, y fue clave para conquistar dos Ligas, una Supercopa de Europa, una Copa del Rey, y, posteriormente, en los peores años de la historia reciente del club de la Ciudad Condal, la clasificación para las competiciones europeas.

Compartir

Comentarios