Noticias de rumores y fichajes

Hamburgo y Schalke 04 se refuerzan para asustar al Bayern

Aunque tampoco ha sido el verano más movido de la historia de la Bundesliga, dos equipos han tratado de reponerse y hacer frente al reinado del Bayern Munich, que el año pasado fue el gran dominador del campeonato alemán. Se trata del Schalke 04 y del Hamburgo, que tratarán de hacer chirriar el proyecto de Klinsmann.

Aunque tampoco ha sido el verano más movido de la historia de la Bundesliga, dos equipos han tratado de reponerse y hacer frente al reinado del Bayern Munich, que el año pasado fue el gran dominador del campeonato alemán. Se trata del Schalke 04 y del Hamburgo, que tratarán de hacer chirriar el proyecto de Klinsmann.

Tras el inusual desembolso del verano pasado (Luca Toni y Frank Ribery entre otros), el Bayern ha decidido dar continuidad al bloque que le permitió ganar la Bundesliga. Ante la salida sorprendente de Marcel Jansen al Hamburgo, el club bávaro simplemente se ha hecho con los servicios de Massimo Oddo. Pieza por pieza, como también ha pasado con la retirada de Kahn, que ha motivado la llegada de Butt (Benfica). El único fichaje de futuro y conocido para el gran público es el de Tim Borowski, que ha llegado con la carta de libertad.

Así pues, los dados ya están en el aire. El Bayern cree que con lo del año pasado le basta para volver a ser campeón. Dos equipos parecen en condiciones de poner en aprietos a los bávaros. Se trata del Hamburgo y del Schalke 04, los dos equipos más reforzados. En el caso del primero, se vio obligado a reaccionar tras la marcha de Van der Vaart al Madrid. Con dinero fresco en el bolsillo fueron a por Thiago Neves, la promesa brasileña pretendida por el Atlético de Madrid entre otros, y le 'birlaron' a Jansen al Bayern de Munich. Además, se han hecho con los servicios de Alex Silva, un prometedor central brasileño.

El Schalke 04, con un bloque ya formado, ha decidido fichar poco pero de calidad. Así se entiende la llegada de la 'Foquita' Farfán, un delantero muy rápido y habilidoso, y de Orlando Engelaar, el mediocentro titular de Holanda en la Eurocopa.

El resto de equipos se ha movido poco y ha gastado menos. Y es que algunos, como el Werder Bremen, se han decantado por obtener cesiones de futbolistas que no cuentan en sus clubes para apuntalar el equipo. El ejemplo más claro es el de Pizarro, que jugará en Bremen un año para recuperar la continuidad que no ha tenido en el Chelsea. Otro caso paradigmático es el de Henrique, el futbolista que el Barcelona fichó e inmediatamente cedió al Bayer Leverkusen. O de Voronin, que deja Liverpool para jugar un año en el Hertha de Berlin. Se nota la crisis en Alemania. Probablemente, más que en ningún otro sitio.

Tras el inusual desembolso del verano pasado (Luca Toni y Frank Ribery entre otros), el Bayern ha decidido dar continuidad al bloque que le permitió ganar la Bundesliga. Ante la salida sorprendente de Marcel Jansen al Hamburgo, el club bávaro simplemente se ha hecho con los servicios de Massimo Oddo. Pieza por pieza, como también ha pasado con la retirada de Kahn, que ha motivado la llegada de Butt (Benfica). El único fichaje de futuro y conocido para el gran público es el de Tim Borowski, que ha llegado con la carta de libertad.

Así pues, los dados ya están en el aire. El Bayern cree que con lo del año pasado le basta para volver a ser campeón. Dos equipos parecen en condiciones de poner en aprietos a los bávaros. Se trata del Hamburgo y del Schalke 04, los dos equipos más reforzados. En el caso del primero, se vio obligado a reaccionar tras la marcha de Van der Vaart al Madrid. Con dinero fresco en el bolsillo fueron a por Thiago Neves, la promesa brasileña pretendida por el Atlético de Madrid entre otros, y le ‘birlaron’ a Jansen al Bayern de Munich. Además, se han hecho con los servicios de Alex Silva, un prometedor central brasileño.

El Schalke 04, con un bloque ya formado, ha decidido fichar poco pero de calidad. Así se entiende la llegada de la ‘Foquita’ Farfán, un delantero muy rápido y habilidoso, y de Orlando Engelaar, el mediocentro titular de Holanda en la Eurocopa.

El resto de equipos se ha movido poco y ha gastado menos. Y es que algunos, como el Werder Bremen, se han decantado por obtener cesiones de futbolistas que no cuentan en sus clubes para apuntalar el equipo. El ejemplo más claro es el de Pizarro, que jugará en Bremen un año para recuperar la continuidad que no ha tenido en el Chelsea. Otro caso paradigmático es el de Henrique, el futbolista que el Barcelona fichó e inmediatamente cedió al Bayer Leverkusen. O de Voronin, que deja Liverpool para jugar un año en el Hertha de Berlin. Se nota la crisis en Alemania. Probablemente, más que en ningún otro sitio.

Compartir

Comentarios