Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: La costosa reconstrucción del Liverpool

Tras muchos años con mucha más pena que gloria en la Premier League, los ‘reds’ quieren formar una plantilla que pueda aspirar a ganar el torneo por primera vez en 22 años.

Kenny Dalglish, entrenando al Liverpool (FOTO: Cordon Press) Kenny Dalglish necesita reforzar el centro del campo (FOTO: Cordon Press)

Desde que Alan Hansen levantara como capitán la última liga del Liverpool han pasado 22 años, más de dos décadas en las que el equipo de la ciudad de los Beatles ha dedicado a recomponerse, buscando recuperar la gloria que hace tanto se perdió, sobre todo en la propia nación. A pesar de las alegrías que provocó en 2001 la consecución de la Copa de la UEFA y, cuatro años más tarde, la Champions League, el dolor de haber perdido el cetro en Inglaterra a costa del máximo rival, el United, hace que el objetivo cada año del Liverpool no sea otro que volver a ganar la Premier League, competición que no ha conseguido desde que tiene su actual nombre.

El equipo entrenado por Kenny Dalglish comenzó la presente temporada con un proyecto ambicioso, formado quizás por la mejor plantilla de los últimos años, a la altura, a priori, de la que fue campeona de Europa con Rafa Benítez. Se invirtió algo más de 60 millones de euros en cinco jugadores, más dos, Doni y Bellamy que ficharon a coste cero. Las grandes apuestas fueron Stewart Downing, interior del Aston Villa, y Jordan Henderson, jovencísima promesa del Sunderland, además del jugador revelación de la temporada anterior, Charlie Adams, que despuntó en el Blackpool. A ellos se les unieron dos defensas, Sebastián Coates y José Enrique.

Estos siete jugadores llegaron para fortalecer un equipo que tenía en Steve Gerrard su eje y en Luis Suárez y Andy Carroll sus estiletes. Aunque se ha conseguido levantar ya un trofeo, la Copa de la Liga, y se ha llegado a la final de la FA Cup, da la sensación de que el Liverpool ha suspendido el curso futbolístico 2011-12. La mala situación en la Liga hace que el buen rendimiento en las competiciones del KO quede en un segundo plano. El octavo puesto en el que se encuentran no es propio del mejor equipo de la historia de Inglaterra y, por ello, la directiva red quiere afrontar una nueva temporada con más fichajes que refuercen el equipo para luchar por la Premier.

Según apunta el diario Daily Mirror, Dalglish se ha marcado como objetivo siete jugadores para su equipo, uno para cada posición de la pista, exceptuando la portería, donde Reina sigue siendo indiscutible. Para la defensa, el elegido es el uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Godín. A pesar de su irregularidad, en Anfield gusta mucho su colocación y rapidez en el corte. Además, se encontraría con dos compatriotas en el club, como son Luis Suárez y Coates.

Godín sería el acompañante ideal para Martin Skrtel, ya que Daniel Agger no termina de convencer. Otro que puede reforzar la defensa es el chileno Mauricio Isla, del Udinese, aunque también puede actuar en la parte derecha de la medular.

Para el centro del campo, el Liverpool quiere un líder, un pulmón que cubra la vacante que dejaron en su día Xabi Alonso y Javier Mascherano, y ese puede ser Seydou Keita. La salida de Pep Guardiola, su gran valedor, del Barcelona, podría abrirle las puertas de salida al malí, que podría buscar un club donde se garantizara un puesto en el once titular, algo que no tiene asegurado en absoluto en Can Barça.

En una parcela más ofensiva, los ojeadores del Liverpool quieren a dos jugadores de banda muy prometedores, que han desempeñado una gran temporada en sus equipos. Uno de ellos es Nolito, ex canterano culé que ha triunfado en su primer año en el Benfica. Aunque las Águilas no estarán muy por la labor de deshacerse tan rápido de una estrella en potencia como el gaditano.

El otro extremo que encandila a Anfield es Junior Hoilett, canadiense del Blackburn Rovers, que ya anunció hace unas semanas que no iba a continuar en el equipo norteño, por lo que afrontar su fichaje sería más sencillo que el del jugador español.

Y para el puesto de 9 de referencia ofensiva, se manejan dos nombres, Jermaine Defoe y Loic Remy. El inglés aportaría la experiencia necesaria para una delantera muy joven, además de un buen puñado de goles acompañado por una entrega incuestionable. Además, no tiene un puesto asegurado en el Tottenham Hotspur y su salida de White Hart Lane puede ser fácil. En el caso del delantero del Olympique de Marsella, su traspaso sería más costoso y difícil, ya que es una de las estrellas del conjunto del sur de Francia, el cual lo tasa en aproximadamente 18 millones de libras.

Si se acabaran confirmando todos estos fichajes, el Liverpool tendría sin ningún tipo de dudas un equipo suficientemente fuerte como para hacer frente a los clubes de Manchester y Londres en la pugna por ganar la Premier League.

Compartir

Comentarios