Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: Feghouli, un diamante en bruto

Sofiane Feghouli se ha convertido en un diamante en bruto que se ha ido puliendo poco a poco. El franco-argeliano llegó al Valencia en la temporada 2010-2011 para reforzar la banda derecha pero también como una promesa de futuro, en la que confiaba mucho la secretaría técnica del Valencia.

Feghouli, celebrando un gol con el Valencia Feghouli, celebrando un gol con el Valencia (FOTO: Cordon Press)

Y el tiempo les ha otorgado la razón. El joven futbolista, en los pocos partidos que jugó en sus primeros meses en Valencia, demostró algunos destellos de talento y de calidad. Sin embargo, tenía mucha competencia en su puesto, ya que estaba Joaquín y Pablo Hernández, y Emery prácticamente no le dio casi ninguna oportunidad.

Aun así , el Valencia seguía confiando en él. Pero sabían que en el conjunto de Mestalla no iba a gozar de los minutos que necesitaba para adaptarse al fútbol español y crecer como futbolista, ya que su última experiencia en el Olympique de Marsella había estado marcada por sus lesiones. Tras haber jugado tan sólo cinco partidos y haber marcado un gol en el primer tramo de Liga con el Valencia tanto el jugador como el club llegan a un acuerdo para que se marche cedido en enero al Almería. Sin embargo, la experiencia en el conjunto andaluz no funciona demasiado bien. No le sirve como adaptación, ya que tan sólo juega nueve partidos porque tiene un problema con el técnico y deja de ir convocado.

Feghouli regresa al Valencia y tras la marcha de Joaquín ve como el club le da la oportunidad de ser el relevo de Pablo Hernández. Y el jugador lo ha aprovechado al máximo. En tan sólo una temporada ha dado un cambio radical. Ha pasado de ser una promesa de futuro en la que se confiaba a consolidarse como un jugador importante en el equipo. El jugador partía como suplente de Pablo Hernández. Pero una lesión del futbolista valenciano a finales de octubre le permitió encadenar 11 partidos de titular y fue ahí cuando demostró su gran velocidad, su fuerza y polivalencia. Pero sobre todo lucha. Feghouli es un jugador con un perfil muy guerrero, es muy luchador, se deja la piel en cada jugada y en cada balón.

De hecho, su juego es tan aguerrido que incluso a veces va pasado de revoluciones y en alguna ocasión le ha podio el ansia a la hora de pelear un balón o finalizar una jugada. Una característica de su juego que poco a poco ha ido puliendo gracias a los consejos que le han dado tanto sus compañeros como el propio Emery. Una vez recuperado Pablo Hernández de su lesión volvió a la titularidad pero su bajo rendimiento y el hecho que Feghouli aportara más al equipo hizo que Emery siguiera confiando en él para jugar de titular.

Un rol que a día de hoy se sigue intercambiando con Pablo. Esta plena confianza que le ha dado Emery le ha permitido crecer como futbolista y adaptarse tanto al fútbol español como al estilo de juego del Valencia. Pero sobre todo le ha permitido ganarles el puesto a dos jugadores que a priori partían como titulares como son Pablo Hernández y Pablo Piatti. En unos meses se ha hecho el amo de la banda derecha, ya que Pablo Hernández no acaba de recuperar su mejor versión. Pero no sólo es su juego y su trabajo, sino los números también le avalan.

Y es que se ha convertido en el segundo máximo goleador del equipo junto a Aduriz y Tino Costa con cinco goles y además ha dado tres asistencias. Sus victimas han sido el Getafe al que anotó dos goles en la primera vuelta en Mestalla, el Villarreal, el Sporting y el Granada. Todo eso lo ha logrado en 21 partidos, 18 como titular y tres como suplente, y tanto él como el club esperan que este sea el principio de una larga progresión, ya que tras lo demostrado esta temporada ha confirmado que en sus botas tiene mucho fútbol que mostrar. Pero como los grandes diamantes se está puliendo poco a poco.

Compartir

Comentarios