Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: Los fichajes animan la liga rusa

Después de un largo parón invernal, la Premier League rusa comenzó el fin de semana pasado con su particular segunda ronda. Ocho equipos lucharán por el título y otros tantos por no descender. Un nuevo formato de competición que tiene al Zenit de San Petersburgo como principal candidato al título de liga.

Arshavin, un fichaje de lujo para el Zenit Arshavin, un fichaje de lujo para el Zenit (FOTO: Cordon Press)

La Liga rusa está en reconstrucción. Una perestroika en toda regla la que está viviendo el fútbol de este país. El campeonato domestico empezó para ellos en el mes de marzo de 2011 y acabará en mayo de este año. Un torneo larguísimo en el intento de la federación rusa de adecuar el próximo año el calendario de partidos en Rusia al de las principales ligas europeas.

Tal es así, que tras una larga parada, el fútbol en Rusia se ha vuelto a reactivar el fin de semana pasado. Con el nuevo formato de competición, en esta segunda ronda, los ocho primeros jugarán entre ellos a doble partido por alzarse con el título. Por abajo, los ocho últimos harán lo mismo, con la diferencia de evitar el descenso.

El Zenit de San Peterburgo es el gran favorito. Los de Luciano Spalletti parten como primeros y con Andrey Arshavin cedido hasta la conclusión del campeonato son más peligrosos. En el último partido de Liga empataron ante el CSKA de Moscú, su gran rival. Seis puntos de diferencia que los moscovitas tratarán de acortar. Para ello han fichado a Pontus Wernbloom y al nigeriano Ahmed Musa, que unidos al regreso de Keisuke Honda permiten soñar con volver a levantar el trofeo, cosa que no hacen desde 2006.

Una liga que quiere ser competitiva

Estos dos equipos son los favoritos. Pero el resto de conjuntos también se ha reforzado y lo apretado de la clasificación hace que la mayoría de choques sean directos. El Dinamo de Moscú es el tercero en discordia con 58 puntos, a dos puntos del CSKA. Para buscar algo más que la clasificación a Champions League, el Dinamo ha fichado a Balázs Dzsudzsák y a Christian Noboa, dos jugadores con experiencia en el campeonato.

Cuarto y quinto marchan respectivamente, el Spartak de Moscú y Lokomotiv, con 58 puntos el Spartak y 56 el Lokomotiv. El Spartak solo ha incorporado a Diniyar Bilyaletdinov. Un equipo bastante competitivo en el que Valery Karpin, su técnico, no ha contemplado la posibilidad de hacer grande dispendios económicos. Por su parte, el Lokomotiv sigue siendo uno de los conjuntos más peligrosos. Su mal final de año antes del parón le condenó en la clasificación, pero con la incorporación de Roman Pavlyuchenko en ataque aspiran a muchas victorias.

Con menos posibilidades de luchar por el campeonato se encuentran los tres equipos restantes. El menos conocido es el Kuban, octavo y con 50 puntos. Sin embargo, han fichado a bastantes jugadores. En el centro del campo a Aleksei Ionov y Anton Sosnin. En ataque al armenio Marcos Pizzelli, e incluso en la portería, con la contratación de Stanislav Namasco. Unos fichajes que buscan poner las cosas complicadas a sus rivales. Con seis puntos más que el Kuban, sexto, está el Rubin Kazán que ha añadido una nueva cara a su plantel competitivo. Es la del goleador Sergey Davydov. Pocas opciones para ellos, aunque serán un rival difícil de superar.

Y por último el mediático Anzhi. Guus Hiddink es el nuevo técnico del equipo donde las figuras de Roberto Carlos y Samuel Eto’o sobresalen por encima del resto. El conjunto ruso ya venció ante el Dinamo en la vuelta del campeonato hace unos días. Su intención es meterse en Europa, y si es capaz de hacerlo entre los tres primeros, sería todo un espaldarazo al proyecto. De momento va séptimo con 55 puntos.

Con todo esto, la vuelta de la liga rusa promete estar muy animada, donde la calidad de los jugadores ha crecido notablemente. La federación rusa y los magnates de los equipos ya no quieren que su campeonato sea una Liga menor alejada de la realidad futbolística europea. Por eso, el balón vuelve a rodar de nuevo tras un largo invierno.

Compartir

Comentarios