Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: El nefasto negocio de Keirrison

El delantero brasileño fichó por el Barça en 2009 y no ha jugado ni jugará un solo minuto vestido de azulgrana.

Keirrison, el día de su presentación con el Barcelona Keirrison, el día de su presentación con el Barcelona (FOTO: Cordon Press)

Parece que ya puede confirmarse (por si quedaba alguna duda) que el fichaje de Keirrison ha sido el menos rentable de la historia del Barcelona. Según ha revelado el diario El Confidencial, y tal y como ya hemos comentado en Mercafutbol anteriormente, el club azulgrana ha aceptado ceder al jugador al Coritiba hasta 2014, momento en que expira la relación del futbolista con el Barça. De ser así, por tanto, el delantero habrá pasado por la entidad catalana sin haber vestido ni un minuto la camiseta del Barcelona. Un dato difícilmente superable.

Su incorporación, además, no fue precisamente barata. Costó 14 millones de euros en 2009 y tras firmar su contrato fue cedido al Benfica. Así lo quiso el entrenador del Barcelona, un Pep Guardiola que en ningún momento dio el visto bueno a la operación.

La llegada de Keirrison, por tanto, fue obra y gracia del ex presidente del Barcelona, Joan Laporta y del ex director deportivo de la entidad, Txiki Begiristain. Ambos hicieron negocios con la empresa de representación de jugadores llamada Traffic (con la que también gestionaron la incorporación de otro fichaje estrellado: Henrique, que llegó junto a Keirrison, jugó cuatro partidos y está cedido en el Palmeiras) y determinaron su incorporación en base a sus propios criterios.

Unos criterios que, por cierto, nunca llegaron a ser comprendidos por la gran mayoría, puesto que, aunque Keirrison era una estrella en su país en 2009, el futbolista era, también, un joven de 20 años sin experiencia al más alto nivel. Es por ello que los 14 millones de euros invertidos ya evidenciaron, de inicio, que la apuesta por el futbolista era tremendamente arriesgada y más teniendo un amplio surtido de jóvenes promesas en la cantera barcelonista.

Los peores pronósticos, finalmente, se han confirmado puesto que el futbolista no ha cuajado en ninguno de los clubes europeos en los que ha militado como cedido: Benfica y Fiorentina. Ni siquiera ha vuelto a ser la joven promesa que interesó a medio mundo en su país y su paso por el Santos y el Cruzeiro también ha resultado ser infructuoso.

Dada la situación, se ha determinado, según parece, enviarlo de vuelta al Coritiba. El club en el que dio sus primeros pasos como profesional y en el que despuntó de 2006 a 2008, antes de aterrizar en un Palmeiras en el que también desempeñó un buen papel. Quizá allí, Keirrison, de 24 años, vuelva a recuperar la esencia que provocó que el Barcelona realizara una potente inversión por él. De hecho, parece el único escenario posible para que tal situación se produzca. El tiempo dirá.

Compartir

Comentarios