Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: Bayern y Madrid, ¿favoritos para ganar la Champions?

Las casas de apuestas consideran que el equipo que entrena Carlo Ancelotti y el Bayern de Guardiola son los favoritos para alzarse con la Champions League.

bayern-munich El Bayern, favorito en la Champions (FOTO: Cordon Press)

El Estádio da Luz de Lisboa acogerá una final de la Champions entre Real Madrid y Bayern de Munich… que acabará con victoria alemana. Eso es lo que se extrae de un artículo publicado por As que se basa en las cotizaciones de las principales casas de apuestas (Bet365, William Hill, Bwin y Betfair) para elegir a los candidatos a triunfar en la máxima competición continental.

El equipo alemán, entrenado por Pep Guardiola, es favoritísimo a levantar la orejona por segundo año consecutivo: su triunfo se paga entre 3,25 y 3,5 euros por euro apostado. El buen momento de forma del Real Madrid le permite ser segundo con una cotización entre 4,75 euros y 5,5 euros por cada euro que se apueste a día de hoy. El Barça es el tercero para todas las casas de apuestas, que sitúan su victoria final en 6,5 euros por euro, mientras que Manchester City (11-13 euros) y Chelsea (13 euros) ocupan la cuarta y quinta plaza, respectivamente.

Números. Gélidos y austeros. Números que sirven a las casas de apuestas y a los amantes de las estadísticas, pero que no tienen en cuenta factores como el estado de forma de los equipos, las eliminatorias, los errores arbitrales o los fenómenos meteorológicos: ¿se acuerdan del volcán que obligó al Barça a viajar en autobús a disputar la eliminatoria de semifinales contra el Inter de Milán? El equipo azulgrana era claro favorito en las casas de apuestas, pero el resultado de la ida (3-1) acabó por condenar al cuadro entonces dirigido por Pep Guardiola, que no pudo levantar el resultado en el Camp Nou y tuvo que ver la final desde casa. ¿Son favoritos, por lo tanto, Bayern de Munich y Real Madrid?

Desde luego, si nos tuviéramos que jugar 100 euros por algún equipo ahora mismo, dejando a un lado corazón y corazonadas, la mayoría los meteríamos al Bayern de Munich. Guardiola se ha puesto a los mandos de una apisonadora y la ha convertido en una apisonadora… disfrazada de Ferrari. Pep ha sublimado el juego del equipo alemán a partir de la posesión (Thiago y Lahm, culpables) sin perder los mecanismos que había implantado Heynckes el año pasado y que le llevaron a conseguir el triplete: contras de vértigo, presión asfixiante, orden y una enorme facilidad para encontrar el camino más directo al gol. En 21 partidos de Bundesliga, el Bayern ha ganado 19 y ha empatado dos -ambos al principio de temporada- y sólo en Champions tuvo un desliz, ya clasificado, ante el Manchester City de Pellegrini (2-3).

El equipo que quiera meterle mano al todopoderoso campeón de Europa tendrá que quitarle el balón, una tarea titánica en la que la mejor opción parece ser la presión sobre los centrales en fase de creación, ya que Dante y Boateng no son precisamente especialistas en la materia. Guardiola ha encontrado soluciones (balón en largo a Müller, que cae a la banda en el inicio de la jugada; o salida lavolpiana con Lahm), pero al menos se vislumbran ciertas debilidades en una maquinaria casi perfecta.

En ataque, los bávaros encuentran la inspiración a partir de la capacidad de desborde de Ribéry, los movimientos del brillante Müller y la velocidad de Robben, aunque también Götze ha sabido encajar como mediapunta cuando el equipo rival se ha encerrado atrás. O sea, en ataque, Guardiola también ha encontrado alternativas para superar los autobuses del contrario. El Bayern de Pep, igual que el Barça de Pep, no suele tener partidos malos y siempre compite, así que el que quiera superarlo en 180 minutos tendrá que hacer una eliminatoria al 110%. ¿El Bayern es favorito, por lo tanto, para ganar la Champions? A menos que las lesiones le jueguen una mala pasada (Javi Martínez, Neuer o Lahm son clave), ningún equipo tienta tan poco a la suerte como ellos.

Veredicto MF: favoritísimo

El Real Madrid se postula como alternativa más sólida al Bayern. El club blanco ha encontrado la estabilidad en el vestuario que impedía la histeria de Jose Mourinho, que sí había conseguido hacer competitivo al equipo después de varios años cayendo en octavos. Sus armas para doblegar al equipo que se le ponga por delante son tan clásicas como letales: pegada, pegada y más pegada. Ancelotti ha sabido mantener ese idilio que viven sus delanteros con el gol y está exprimiendo al máximo la figura de Luka Modric, clave para que el Madrid haya recuperado el balón y disfrute de transiciones más ágiles sin perder presencia en el medio campo. Y es que el croata sabe ser Khedira y Özil a la vez, hasta el punto que la irregularidad de Xabi Alonso apenas se ha notado… en Liga. La Champions es otra historia.

Para valorar el alcance real de este Madrid será necesario un partido de máxima exigencia, que no se dará en octavos: el Schalke 04 es alemán… y poco más. El conjunto madridista superó al Atlético de Madrid en semifinales de Copa, en el encuentro más comprometido de la temporada, pero los colchoneros no estuvieron a la altura, así que sería precipitado sacar conclusiones. Tampoco sería justo referirnos al partido de la primera vuelta, en el que el Atlético se llevó la victoria del Bernabéu, o al que el equipo de Ancelotti disputó en el Camp Nou, en el que el Barça se llevó la victoria, pero en el que ninguno de los dos equipos estuvo a su mejor nivel. El Madrid ha evolucionado en el juego y ha encadenado una racha de partidos fantástica, pero es pronto para colocarlo en la final. Y más, teniendo en cuenta la facilidad para ganar (casi) siempre del Bayern.

¿Es favorito el Madrid, por lo tanto, a ganar la Champions? Desde luego, lo es más que el Olympiacos o que el Schalke (hasta 501 euros por euro apostado), que un segundo grupo de equipos históricos en horas bajas (Milan, Manchester United) o que equipos potentes, pero que siguen un escalón por debajo de los “top” (Borussia, PSG, ¿Atlético?), que diría Mourinho. Sin embargo, a diferencia del Bayern, el equipo que comanda Cristiano Ronaldo sí dependerá en parte de los cruces o del estado de forma de sus mejores hombres (el propio Cristiano, Modric, Xabi Alonso, Benzema). Aparte, el Madrid ha demostrado ciertas debilidades en algunos campos: San Mamés, pero también el Martínez Valero o el Reyno de Navarra, así que es menos fiable que el conjunto alemán.

El Madrid es un firme candidato a alzar la orejona el 24 de mayo en el Estádio da Luz, pero a estas alturas de la competición, no parece más -ni menos- favorito que el Barça, el Chelsea del talentoso Hazard y el incansable Eto’o o incluso el Manchester City, que si recupera su mejor versión de juego (y al Kun Agüero) puede ganar a cualquiera.

Veredicto MF: candidato sí, favorito no

Compartir

Comentarios