Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: el año del Manchester City

El club inglés aspira esta temporada a dar el salto definitivo en la Champions League, donde nunca ha pasado de octavos de final.

manchester-city

A la expresión taurina de que “no hay quinto malo” se acoge el Manchester City en la nueva edición de la Champions League, la quinta consecutiva a la que acude uno de los clubes que más ha invertido en los últimos años para conquistar la orejona. En las cuatro anteriores, el equipo fue incapaz de superar los octavos: cayó en la fase de grupos en la 2011-2012 y en la 2012-2013 y se topó con el Barça en esa ronda en la 2013-2014 (global de 4-1) y en la 2014-2015 (3-1).

Los éxitos cosechados por el equipo en la competición doméstica, con dos títulos de liga en los últimos cuatro años (2011–12, 2013–14), una Copa de la Liga (2013-2014), una Community Shield (2012) y una FA Cup (2010-2011), no se han trasladado a Europa, que sigue siendo el gran lunar de los sky blues.

La línea que separa el éxito del fracaso es decididamente efímera en el fútbol y depende de muchos factores, entre ellos la suerte (en los cruces, en ese balón que da en el palo, en un mal arbitraje), pero con dinero es mucho más fácil acercarse a los triunfos. Y el City tiene mucho. Por eso, el club inglés, liberado de las cadenas del Fair Play Financiero de la UEFA, ha vuelto a sacar la cartera este verano para liderar la inversión en fichajes del viejo continente. Más de 200 millones de euros se ha dejado el City en reforzarse con un grupo de futbolistas con los que, este año sí, aspira a estar por lo menos entre los cuatro mejores equipos de Europa.

El salto de calidad que ha dado el equipo inglés se nota especialmente en sus jugadores de ataque, donde el Kun Agüero tiene dos nuevos compañeros que aportan velocidad, desborde y asistencias: Raheem Sterling, seguramente el jugador con más futuro del Reino Unido, y Kevin De Bruyne, un joven extremo belga que el año pasado dio 27 asistencias entre todas las competiciones y que fue escogido mejor jugador de la temporada en Alemania. Más allá del desmesurado desembolso por ambos (63 Sterling, 74 De Bruyne), nadie duda que uno y otro mejoran con creces a Nasri y Navas, por citar dos titulares habituales en esas posiciones.

El tercer gran refuerzo del City, y el que más habrá aplaudido Manuel Pellegrini, es el de Nicolás Otamendi, que sólo le ha durado una temporada al Valencia. Una temporada, por cierto, en la que el argentino demostró que está entre los cinco mejores centrales de Europa: contundente, rápido, especialista en el juego aéreo y, sobre todo, con piel de comandante. Otamendi forma con Kompany una de las parejas de zagueros más sólidas del mundo y mejora por mucho las prestaciones de Martín Demichelis o de Eliaquim Mangala, una sombra del futbolista del Oporto.

Tres fichajes que aterrizan en el Etihad Stadium para ser titulares al lado del mencionado Agüero y de dos futbolistas que han empezado la temporada como un tiro y que serán esenciales para los éxitos colectivos: David Silva y Yaya Touré. El canario, en plena madurez, y el marfileño, que sigue siendo determinante en la medular, serán los encargados de conectar con los extremos y con el delantero argentino, pero también de poner la pausa y de aportar equilibrio al equipo de Pellegrini. Al técnico chileno ya no le quedan más oportunidades para demostrar que puede hacer un equipo campeón de esta auténtica constelación de estrellas. Ha llegado la hora del Manchester City. Este año sí.

Compartir

Comentarios