Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: ‘Lío’ Messi y sus posibles compradores

Ni Manchester City, ni Chelsea, ni Paris Saint Germain: el único equipo con opciones reales de llevarse a Messi sería el Manchester United.

lionel-messi Messi, en el ojo del huracán (FOTO: Cordon Press)

El malestar de Leo Messi, que hizo público en declaraciones al diario Olé, no responde a un tema económico ni deportivo. El mejor futbolista del mundo está molesto con la directiva y con el entorno del Barça ya que cree que están poniendo en duda su compromiso con la camiseta azulgrana, según anunció ayer El Partido de las 12 de la Cadena Cope.

La Pulga intuye que la directiva lo necesita para sostener su proyecto hasta 2016, cuando se celebrarán elecciones en Can Barça, y que después lo venderán al mejor postor. De ahí que reconociera que si fuera por él se quedaría siempre en el Camp Nou, pero que no siempre se dan las cosas como a él le gustan. En esa misma línea encajan las declaraciones de Jorge Messi, su padre y representante, en La Vanguardia: “está claro que si el día de mañana el club te dice ‘tenemos esta oferta, te queremos vender’, pues habrá que estudiarlo. Aunque hoy no hay ni pensamiento”. Con fundamento o sin él, los Messi creen que el Barça intenta colocar al crack en el mercado, y no al revés como se vendió la noticia, ya que Leo sí quiere seguir vistiendo de azulgrana.

Messi está molesto y no hace falta conocer los entresijos del club para saber por qué: ha aguantado con su paraguas particular todo el lío con Hacienda, ha visto cómo se marchaban dos de sus mejores apoyos en el vestuario -Pinto y Cesc- y, entre otras cosas, ha presenciado la erosión de un equipo histórico. A día de hoy, el Barça no es el equipo que más títulos colectivos le garantiza. Y sin ellos, los premios individuales quedan demasiado lejos.

Aún así, es prácticamente imposible que Leo Messi abandone el Barça. Primero, porque él no quiere y porque la directiva, con unas elecciones a la vista, no se atreverá a colocarlo en el mercado. Ya se cargaron a Guardiola y a Cruyff, no harán lo mismo con un tercer icono de la historia del club. Segundo, porque el futbolista argentino es pieza clave en la estabilidad económica de la entidad catalana. Sin el mejor jugador del mundo, el Barça dejaría de obtener muchos millones de euros que son básicos para sostener su proyecto deportivo. Y tercero, hablando de poder y no de querer, porque el futbolista cobra 20 kilos anuales, una cantidad que podrían asumir sólo unos pocos clubes en Europa: Manchester City, Chelsea, Paris Saint Germain, Real Madrid, Manchester United y, tal vez, Bayern de Munich. En este caso, el problema reside en su cláusula de rescisión, que es de 250 millones de euros.

Con las reglas actuales que establece la UEFA y su famoso Fair Play Financiero, ni el City, ni el Chelsea, ni el PSG pueden hacer frente a un desembolso de esa magnitud. No es que no tengan el dinero, ya que sus propietarios podrían pagar tres veces su precio, es que la UEFA no permite a los clubes gastar más de lo que ingresan. Y ninguno de los clubes mencionados consigue beneficios anuales por valor de 250 millones de euros (más ficha) para llevarse al mejor futbolista del mundo. A pesar de lo que digan las casas de apuestas, el Bayern de Munich tampoco es una opción real, ya que este tipo de desembolsos no encajan con la filosofía del club, cuya estabilidad está por encima de los traspasos millonarios.

En definitiva, sólo dos equipos tendrían capacidad para pagar esa cláusula y asumir su ficha: el Real Madrid y el Manchester United. Dando por supuesto que Messi no firmaría por el eterno rival, el United queda como única vía de escape en caso de que el crack decida abandonar el Camp Nou. Los red devils ya se gastaron más de 180 millones de euros el verano pasado en varios futbolistas, sin que su economía se resintiera, y han anunciado que volverán al mercado en invierno para seguir reforzando la plantilla. ¿Es viable la operación? Sí. Y utópica.

Compartir

Comentarios