Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: Marko Marin se presenta

Se trata de una de las incorporaciones estivales del Sevilla y de uno de los futbolistas que tienen previsto marcar las diferencias esta temporada.

marko-marin Marko Marin, celebrando un gol con el Sevilla (FOTO: Cordon Press)

Con el arranque del nuevo curso, ha llegado el momento de calibrar el rendimiento de las incorporaciones que se han llevado a cabo este verano. Una de ellas ha sido la de Marko Marin, que ha aterrizado en el Sevilla en calidad de cedido por el Chelsea. Dada su proyección, el club blue, pese a no ofrecerle demasiadas oportunidades la pasada temporada, se negó a incluir una opción de compra en el acuerdo y el combinado hispalense tendrá que conformarse con disfrutar de sus virtudes durante un período limitado de tiempo.

Éstas no pudieron apreciarse con nitidez en el primer partido de Liga, en el que el Sevilla perdió con Atlético de Madrid por un contundente 1-3, pero sí que pudieron observarse anoche, en el encuentro que el conjunto andaluz disputó contra el Slask Breslavia (4-1), en la ida de la previa de la fase de grupos de la Europa League. Marko Marin anotó dos goles y fue el protagonista absoluto del duelo, actuando como mediapunta por detrás de Rabello y Jairo.

El internacional alemán, nacido en Bosnia, destiló velocidad, incisividad, oportunismo y acierto y evidenció que está preparado para marcar las diferencias en Sevilla. Nuevamente, se observó la versión que ofreció en sus días como estrella del Werder Bremen y que le llevaron a fichar por el Chelsea en 2012. En el equipo londinense se vio lastrado por la lesión que sufrió nada más arrancar el curso y acabó su primera temporada como blue con, tan sólo, 16 partidos jugados en el zurrón. Ahora, tratará de mejorar la estadística en el Sevilla y a las órdenes de Unai Emery, quien puede utilizarle como mediapunta o como extremo por ambas bandas.

Si se confirma la reaparición del mejor Marin, éste desplegará desbordes, asistencias, detalles técnicos, verticalidad y fantasía, tal y como hizo en sus mejores años como futbolista del Bremen. En Sevilla ya se frotan las manos.

Compartir

Comentarios