Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: Mourinho y el mal de la tercera temporada

El Chelsea suma cuatro puntos en cinco jornadas y ya es el equipo más goleado de la Premier League.

jose-mourinho Mourinho, durante un partido del Chelsea (FOTO: skysports.com)

Cada entrenador tiene su propia kyrptonita y la de Jose Mourinho se llama tercera temporada. El luso ha protagonizado el peor arranque de su carrera en el Chelsea en una situación que recuerda demasiado a su anterior tercer curso en el banquillo de los blues o a su tercer año en el Real Madrid.

Las ligas se ganan en mayo, pero se pierden en septiembre. El Chelsea suma cuatro punto en cinco jornadas y, tras su derrota ante el Everton del pasado fin de semana (3-1), es el equipo más goleado de la competición. El clásico “autobús” de Mourinho ha gripado y su equipo ya ha encajado 12 goles, uno más que el colista Sunderland (11), nueve más que Arsenal y Manchester United (3) y doce más que el Manchester City, que mantiene su casillero de goles encajados a cero y cuenta sus partidos por victorias. Los de Manuel Pellegrini han empezado la competición doméstica como un tiro y ya sacan 11 puntos al Chelsea. Ya saben, Pellegrini, el hombre que salió del Santiago Bernabéu por la misma puerta que Mou, aunque con destinos distintos: “la diferencia con Pellegrini es que si el Madrid me echa, yo no iré al Málaga”, dijo el luso en una de sus recordadas ruedas de prensa.

Mourinho sufre su particular “mal de la tercera temporada”, un fenómeno que se ha repetido en otras dos ocasiones y que tiene como principal síntoma que su equipo no funciona después de un año fantástico. Algunos dicen que es por el desgaste psicológico al que somete a sus futbolistas, aunque otros entienden que es una merca casualidad. Lo cierto es que sucedió en su primera etapa en el Chelsea, cuando cerró su tercer año con dos títulos menores (Copa y Copa de la Liga) tras ganar la liga en el año anterior y que le volvió a pasar en el Real Madrid, donde sólo conquistó la Supercopa de España después de una liga memorable (la de los 100 puntos) en la que descabalgó al todopoderoso Barça de Guardiola. Campeón de la Premier League la pasada temporada, su Chelsea es el peor en los últimos 30 años.

Ante este escenario, muchos seguidores del cuadro blue exigieron su destitución a través de las redes sociales (con el hashtag #mourinhoout, por ejemplo), aunque el propio técnico portugués quitó hierro al asunto: “la confianza es baja y jugamos con dudas porque todo va en contra de nosotros. Estoy de acuerdo en que cometemos errores, pero también es cierto que nos están penalizando más de lo debido”, argumentó tras el encuentro ante el Everton.

El Chelsea de Mou, que el año pasado deslumbró en la primera parte de la temporada, está a años luz de su mejor nivel: Terry e Ivanovic crean muchas dudas en la retaguardia, Cesc sigue de vacaciones, Hazard está al 50% y Diego Costa se parece demasiado al delantero fallón y desubicado que aparece en la selección española. Tampoco los fichajes realizados este verano (Pedro, Falcao, Baba Rahman, Begovic, Djilobodji o Kenedy) han supuesto un salto de calidad en la plantilla.

Mourinho no da con la tecla y crece el pesimismo entre la hinchada, que ya se conoce esta historia. Y aunque el portugués asegura que no tiene presión, una tercera mala experiencia en su tercera temporada sería un importante lunar en su carrera. “¿Presión? Los refugiados tienen presión… Yo disfruto de mi trabajo, es un placer entrenar al Chelsea. No siento presión. Soy el mejor hombre para este puesto”, declaró. Tiene tiempo para revertir la situación… o para confirmar su particular maldición.

Compartir

Comentarios