Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: suerte para todos en Champions… menos para el Barça

El club catalán se verá las caras con el Paris Saint Germain de Unai Emery, que siempre complicó la vida a Luis Enrique durante su etapa en el Sevilla.

champions-league La 'orejona', el sueño de los cuatro españoles (FOTO: uefa.com)

Salvo en el Camp Nou, no habrá demasiadas quejas entre los equipos españoles por el sorteo de octavos de final de la Champions League. El azar ha emparejado a Real Madrid, Atlético de Madrid y Sevilla con, posiblemente, los tres equipos más asequibles que les podían tocar: Nápoles, Bayer Leverkusen y Leicester. Tres equipos que marchan muy alejados de la cabeza en sus respectivas ligas y que no han encontrado una regularidad en su juego en este inicio de campeonato. Esa afirmación también se puede aplicar al rival de los blaugrana, el Paris Saint Germain, sólo que un equipo con Di María, Cavani, Verratti o Thiago Silva no necesita ser regular para dejar en la cuneta al que tenga enfrente. En ese sentido, el Barça es el claro perjudicado del sorteo junto al Arsenal, que después de terminar primero la fase de grupos se verá las caras con el Bayern de Munich de Carlo Ancelotti. Analizamos a los rivales de los españoles:

Nápoles: solidez defensiva a la espera de un ’9′

Habla muy bien del Nápoles ser el equipo menos goleado de la Serie A. Los de Maurizio Sarri han encajado 15 goles en 16 jornadas, aunque esa estadística sólo le alcanza para ser el cuarto clasificado. En el análisis de la temporada del cuadro partenopei es imprescindible remontarse al verano, cuando vendió a Gonzalo Higuaín por 90 millones de euros a la Juve. Parte de ese dinero se invirtió en el fichaje del nuevo ’9′ de la entidad, Arkadiusz Milik, quien hizo olvidar al Pipita con 7 goles en 9 encuentros… hasta que cayó gravemente lesionado.

La ausencia de Milik, que el Nápoles podría cubrir en invierno, ha minado claramente el poder ofensivo de una plantilla que por ahora se acoge a los goles de Hamsik, Callejón y Mertens para seguir adelante. Del rendimiento de estos tres futbolistas, y del delantero que pueda llegar en enero, dependerá que el Nápoles tenga pocas o muy pocas opciones de inquietar al Real Madrid. Albiol y Koulibaly, su pareja de centrales titular, sufrirá para detener las acometidas de la BBC. Las opciones de los italianos pasan por llegar a la vuelta con un buen resultado, donde contarán con el siempre cálido ambiente de San Paolo.

 

Leicester: alegría y contraataque

Cuatro victorias en 15 encuentros es el pobre bagaje del Leicester en una Premier League que el año pasado se llevó a sus vitrinas. En realidad, el milagro del curso pasado no sirve para medir el potencial de los Foxes, pero tampoco su flojo arranque de temporada. Los de Claudio Ranieri han sufrido en estos primeros meses de competición la sequía goleadora de Jaime Vardy y la ausencia de N’Golo Kanté, el hombre que daba equilibrio y sentido al bloque. Se están reponiendo.

El Sevilla se las verá con un equipo que ha mostrado su mejor cara en Champions League y que basa todo su juego en el contraataque: pocos equipos en el continente necesitan menos balón para generar peligro. Presión intensa, juego vertical y el talento de Mahrez, además de los goles de vardy, son las armas de un equipo inglés que empañó su primera fase con una contundente derrota (5-0) ante el Oporto, pero que ya se había clasificado con una jornada de adelanto. Los ingleses bajan mucho su potencial fuera de casa, así que al Sevilla le conviene salir del Sánchez Pizjuán con un resultado holgado para no sufrir en el King Power Stadium.

 

champions-octavos

 

Bayer Leverkusen: gen alemán y poco más

El rival más cómodo de los octavos de final le ha tocado al Atlético de Madrid, que curiosamente el año pasado ya se vio las caras con un equipo de menor entidad como el PSV en esta ronda y dos años atrás con el propio equipo alemán. En ambos casos, el Atlético sufrió un mundo para alcanzar los cuartos. Los del Cholo Simeone son claramente favoritos ante un equipo terriblemente irregular y que ha sido incapaz de encadenar tres victorias consecutivas en la Bundesliga, donde marcha octavo con 20 puntos y los mismos goles a favor (21) que en contra.

La principal baza del Bayer es un futbolista de ingrato recuerdo para la hinchada rojiblanca: Javier Chicharito Hernández, quien vistiendo la elástica del Real Madrid eliminó al Atleti hace un par de temporadas. De los goles del mexicano, del balón parado de Çalhanoğlu y del talento de Charles Aránguiz vive un equipo interesante en ataque, pero muy endeble en defensa. Competitivo, como cualquier equipo alemán, el conjunto de Leverkusen parte con muy pocas opciones de hacer daño al Atlético de Madrid, que además este año parece descolgado de la Liga y podría centrar sus esfuerzos en la máxima competición continental.

 

PSG: una constelación de estrellas que (aún) no brilla

El único consuelo que tendrá el Barça con su rival en octavos de final es que podría haberle tocado el Bayern de Munich. El Paris Saint Germain es un equipo plagado de grandes futbolistas que, por sí solos, pueden decantar una eliminatoria. Di María, Cavani, Verratti o Lucas Moura centran el caudal ofensivo de un conjunto que todavía no ha asumido las directrices de Unai Emery, pero que sólo ha perdido tres encuentros esta temporada.

Entrenador de segundas vueltas, Emery tiene en el Barça a su particular bestia negra, ya que acumuló hasta veinte encuentros sin vencer a los blaugrana (con distintos equipos) hasta que lo consiguió en octubre de 2015 en Liga (2-1) con el Sevilla. Ahora se enfrentará a Luis Enrique con un equipo de presupuesto similar hecho a medida: Krychowiak llegó en verano para apuntalar un centro del campo de mucho trabajo junto a Matuidi, Verratti y Motta. Atrás, Marquinhos y Silva aportan seguridad a la zaga. En ausencia de Ibra, el gol es cosa de Cavani, que protagonizará un intenso duelo de goleadores uruguayos ante Luis Suárez. Dos magos como Ben Arfa y Pastore esperarán su oportunidad desde el banquillo. El coco le ha tocado al PSG, pero nadie en Can Barça estará satisfecho con el sorteo de octavos.

Compartir

Comentarios