Noticias de rumores y fichajes

Informe MF: Villarreal: consecuencia, no milagro

El conjunto castellonense es el líder de la Liga BBVA por primera vez en su historia.

villarreal Villarreal, un ejemplo de club (FOTO: digisport.ro)

No pasa de anécdota, seguramente fugaz, pero el actual líder de la liga española no es el mejor club del siglo XX (Real Madrid) ni el del siglo XXI (Fútbol Club Barcelona), sino el equipo de una ciudad con poco más de 50 mil habitantes: Villarreal.

El conjunto que dirige Marcelino García Toral suma 16 puntos en seis jornadas (cinco victoria y un empate) que le permiten dormir en lo más alto de la tabla, una posición que no habían ocupado en sus 92 años de historia y con la que ni soñaban en el año 1990, cuando certificaron su enésimo descenso a Tercera, ni en la temporada 2011-2012, cuando bajaron a segunda división tras un curso tan atípico como nefasto. Cuatro años después, el club castellonense mira hacia arriba y sólo ve el cielo.

¿Milagro? No, consecuencia del trabajo bien hecho y del dinero invertido por uno de los empresarios más exitosos de España: Fernando Roig. Y es que la historia del Submarino Amarillo antes de Fernando Roig es una, que transita por campos de tierra de tercera división o incluso regional, y otra muy distinta a partir de Roig, que se hace cargo del club desde los despachos en la temporada 1997-1998, todo sea dicho, a escasos metros del ascenso a primera división. Lo que hizo Roig fue convertir un pequeño avión de pasajeros en un cohete a través de un proyecto de club sólido y que pone el acento en la cantera, en el estilo y en la estabilidad económica y social.

Con el permiso del Celta y del Sporting de Gijón, el Villarreal es el club que mejor trabaja la cantera en España (Barça y Madrid comen aparte). Tal y como explica el club castellonense en su página web, La Residencia da cobijo a más de un centenar de jóvenes promesas de todo el mundo que gozan de todas las necesidades para sentir comodidad y facilidad para compaginr entrenamientos con educación escolar. Ejemplar como la Masia azulgrana, varios clubes de España y de Europa han tomado como referencia al Villarreal para organizar su fútbol formativo. Allí se han criado jugadores como Bruno Soriano, actual capitán del primer equipo; Mario Gaspar, segundo capitán; Moi Gómez (Getafe) o los prometedores Nahuel, Fran Sol o Adrián Marín, que ya han tenido oportunidades a las órdenes de Marcelino.

bruno-soriano

Precisamente, la figura del entrenador es también uno de los puntos fuertes de este club, que desde el año 2000 ha tenido a nueve inquilinos en el banquillo del Madrigal, aunque tres de ellos (Garrido, Molina y Lotina) apenas estuvieron unos meses en la aciaga temporada del descenso (2011-2012). En la lista de técnicos destacan los nombres de Víctor Muñoz (2000-2003), el mencionado Marcelino García Toral (cogió al equipo en enero de 2013) y, sobre todo, Manuel Pellegrini (2004-2009), que en su primer año ganó la Copa Intertoto y clasificó al Villarreal en una histórica tercera posición liguera, aunque luego mejoró ese registro acabando segundo por detrás del Madrid en la 2007-2008. En su primera participación en la Champions, el equipo de Pellegrini que lideraban sobre el verde Riquelme y Forlán se quedó a las puertas de la final por un penalti que falló el argentino ante el Arsenal, en una de las mayores tragedias deportivas que ha sufrido el club en sus casi cien años de historia.

Esa estabilidad en los banquillos, que también se puede trasladar al fútbol base, ha permitido que el club desarrollara un estilo de juego particular que pone el acento en el buen trato del balón, un juego de combinación veloz y mucha verticalidad. Aunque todavía no ha dado sus frutos en forma de títulos, sí ha permitido que el equipo compitiera de tú a tú con los mejores clubes de Europa, la mayoría de ciudades que multiplican por 10, por 20 o por 100 los habitantes de Villarreal.

Por último, en el éxito del Submarino Amarillo también es justo mencionar la figura de José Manuel Llaneza, consejero delegado del club y uno de los ejecutivos del fútbol más reputados de España. Llaneza entró en el Villarreal hace dos décadas y, con el tiempo, convenció a Fernando Roig para que apostara ($) por fichajes de calado internacional como Martín Palermo, Juan Román Riquelme, Rodolfo Arruabarrena o Marcos Senna, que colocaron a Villarreal en el mapamundi deportivo.

El acierto en los fichajes es otro detalle que distingue a este club, que vende bien y ficha mejor, lo que sólo puede ser consecuencia de una buena estructura de ojeadores y técnicos. Antonio Cordón es el responsable de las altas y las bajas del club desde el año 2008 y bajo su mandato han aterrizado en el Madrigal varios futbolistas que han multiplicado su valor vestidos de Groguet. El brasileño Gabriel llegó por unos 3 kilos y se marchó al Arsenal por 18 millones de euros; Musacchio aterrizó en el filial procedente de River con apenas 18 años y ahora es uno de los mejores centrales de la Liga; y Vietto dejó 20 millones en las arcas del club cuando un año antes había costado poco más de 5 kilos.

No hay milagro en el liderato (circunstancial) del Villarreal, sólo están recogiendo los frutos de un trabajo bien hecho.

Compartir

Comentarios