Noticias de rumores y fichajes

La guerra de Benítez con el Liverpool

El técnico madrileño quiere más fichajes para el club ‘red’, deseo que está dispuesto a concederle Tom Hicks pero no su socio George Gillet.

El técnico madrileño quiere más fichajes para el club 'red', deseo que está dispuesto a concederle Tom Hicks pero no su socio George Gillet.

El divorcio entre Tom Hicks y George Gillet, los jefes enemistados del Liverpool, está afectando a la política de fichajes del club 'red' de cara a la próxima temporada. Rafa Benítez necesita refuerzos pero el técnico madrileño sólo encuentra el apoyo de Hicks y con Gillet en contra las operaciones acaban fracasando.

Esto es lo que ha sucedido con la contratación del centrocampista del Aston Villa, Gareth Barry, al que el Liverpool estuvo a punto de firmar hace unos días. La operación, sin embargo, acabó en agua de borrajas, puesto que, el club del jugador deseado por Benítez aumentó su precio y Rick Parry, afín a las ideas de Gillet, argumentó que el Liverpool no podía hacerse cargo de semejante coste.

Esta situación, como no podía ser de otra manera, está afectando a Benítez que considera que, sin fichajes, el club 'red' no puede aspirar a títulos. "He hablado con Hicks y me ha comentado que tenemos dinero suficiente para fichar. Me preguntó cosas sobre el equipo y me dijo que hay dinero y que habrá más si somos capaces de vender a algunos jugadores para tener recursos", ha confirmado Benítez que sabe que para cerrar operaciones además de traspasar a algunos futbolistas necesita tener el apoyo de Gillet.

¿Lo tendrá antes del día 31 de agosto, momento en que se cierra el mercado veraniego?

El divorcio entre Tom Hicks y George Gillet, los jefes enemistados del Liverpool, está afectando a la política de fichajes del club ‘red’ de cara a la próxima temporada. Rafa Benítez necesita refuerzos pero el técnico madrileño sólo encuentra el apoyo de Hicks y con Gillet en contra las operaciones acaban fracasando.

Esto es lo que ha sucedido con la contratación del centrocampista del Aston Villa, Gareth Barry, al que el Liverpool estuvo a punto de firmar hace unos días. La operación, sin embargo, acabó en agua de borrajas, puesto que, el club del jugador deseado por Benítez aumentó su precio y Rick Parry, afín a las ideas de Gillet, argumentó que el Liverpool no podía hacerse cargo de semejante coste.

Esta situación, como no podía ser de otra manera, está afectando a Benítez que considera que, sin fichajes, el club ‘red’ no puede aspirar a títulos. “He hablado con Hicks y me ha comentado que tenemos dinero suficiente para fichar. Me preguntó cosas sobre el equipo y me dijo que hay dinero y que habrá más si somos capaces de vender a algunos jugadores para tener recursos”, ha confirmado Benítez que sabe que para cerrar operaciones además de traspasar a algunos futbolistas necesita tener el apoyo de Gillet.

¿Lo tendrá antes del día 31 de agosto, momento en que se cierra el mercado veraniego?

Compartir

Comentarios