Noticias de rumores y fichajes

¿La ‘pifió’ el Madrid fichando a Robben?

El club blanco desembolsó 36 millones de euros para hacerse con los servicios de un jugador que apenas ha disputado minutos en lo que llevamos de campeonato.

El club blanco desembolsó 36 millones de euros para hacerse con los servicios de un jugador que apenas ha disputado minutos en lo que llevamos de campeonato.

Fue este verano cuando Ramón Calderón logró la contratación de Arjen Robben. Con la incorporación del holandés, el presidente madridista se hacía con los servicios de uno de los jugadores que había prometido a la afición, en 2006, para acceder al sillón presidencial de la Casa Blanca.

El fichaje llegaba un año tarde pero le sirvió a Calderón para hacer, a medias, las paces con la parroquia madridista, que sigue, por cierto, esperando a Kaká. Sin embargo, pese al bombo que se le dio a la incorporación del holandés, éste no ha demostrado nada, hasta el momento, vistiendo de blanco.

En sus escasas apariciones, como consecuencia de las continuas lesiones del holandés, Robben ha demostrado que no está a la altura de las circunstancias para desespero tanto de la afición madridista como de la directiva de un Real Madrid que desembolsó 36 millones de euros en un jugador que está pasando con más pena que gloria por la entidad blanca.

Dado que el Robben sólo ha disputado 252 minutos, hasta el momento, al Madrid le sale el minuto de Robben a casi un millón y medio de euros, cifra totalmente desorbitada y que muestra que el club blanco (según lo visto hasta el momento) no hizo, ni mucho menos, una buena inversión haciéndose con los servicios del holandés.

Fue este verano cuando Ramón Calderón logró la contratación de Arjen Robben. Con la incorporación del holandés, el presidente madridista se hacía con los servicios de uno de los jugadores que había prometido a la afición, en 2006, para acceder al sillón presidencial de la Casa Blanca.

El fichaje llegaba un año tarde pero le sirvió a Calderón para hacer, a medias, las paces con la parroquia madridista, que sigue, por cierto, esperando a Kaká. Sin embargo, pese al bombo que se le dio a la incorporación del holandés, éste no ha demostrado nada, hasta el momento, vistiendo de blanco.

En sus escasas apariciones, como consecuencia de las continuas lesiones del holandés, Robben ha demostrado que no está a la altura de las circunstancias para desespero tanto de la afición madridista como de la directiva de un Real Madrid que desembolsó 36 millones de euros en un jugador que está pasando con más pena que gloria por la entidad blanca.

Dado que el Robben sólo ha disputado 252 minutos, hasta el momento, al Madrid le sale el minuto de Robben a casi un millón y medio de euros, cifra totalmente desorbitada y que muestra que el club blanco (según lo visto hasta el momento) no hizo, ni mucho menos, una buena inversión haciéndose con los servicios del holandés.

Compartir

Comentarios