Noticias de rumores y fichajes

La promesa de la semana: Lewis Holtby

Después de haber enseñado su calidad en equipos modestos de la Bundesliga, a este anglo-germano de 21 años le toca demostrar en el Schalke que tiene madera de ‘crack’.

Lewis Holtby, jugador del Schalke Lewis Holtby, promesa de la semana en Mercafutbol (FOTO: Cordon Press)

Quienes hayan venido siguiendo en los últimos años a los equipos menos punteros de la Liga alemana (concretamente Alemannia Aachen, Bochum y Mainz), comprenderán que hoy hayamos seleccionado como ‘Promesa de la semana’ a Lewis Holtby, quien ya puede considerarse, tras nueve jornadas de Bundesliga, jugador titular del Schalke 04. Se lo está ganando a pulso.

Holtby pertenece a los mineros desde 2009, cuando el Schalke aprovechó que su contrato con el Alemannia Achen estaba cerca de terminar para ficharlo por un módico precio (entre 2 y 3 millones de euros). Sin embargo, en Gelsenkirschen decidieron foguearle un par de temporadas antes de integrarlo plenamente a su plantilla, primero en el Bochum y la campaña pasada en el Mainz.

Este curso, Holtby está pasando con nota la prueba de nivel que supone dar el salto al Schalke, y poco a poco se está convirtiendo en el líder del centro del campo, algo que no ha sabido hacer, por ejemplo, José Manuel Jurado, un futbolista con quien comparte, además de vestuario, ciertas similitudes, aunque no la pierna hábil, que en el caso de nuestro protagonista es la izquierda.

Holtby es un mediapunta capaz de desenvolverse en cualquier demarcación por detrás de los delanteros, si bien prefiere actuar lo más centrado posible. Pone buenos centros desde la banda, en especial desde la izquierda, su perfil natural, pero donde verdaderamente destaca es filtrando asistencias, superando líneas de presión con su fenomenal uno contra uno o incluso bajando a la sala de máquinas para facilitar la salida de balón de su equipo. Es un ‘cerebro’ de los que últimamente tanto están proliferando en Alemania.

Un ‘cerebro’ que, por cierto, le vendría que ni pintado a Inglaterra, que le ha estado siguiendo con el objetivo de convertirle en internacional aprovechando que su padre nació en Liverpool. Sin embargo, Holtby decidió hace tiempo que defendería los colores de la Mannschaft (su madre es alemana y se ha criado en aquel país), selección de la cual es capitán en categoría sub-21 tras haber pasado por el resto de inferiores.

Su padre, por tanto, se quedará con las ganas de verle cantar el ‘God save the Queen’ en una Eurocopa o un Mundial pero, al menos, sí ha conseguido convertir a su hijo en fiel seguidor del Everton, como el propio mediapunta ha reconocido en alguna ocasión: “Mi padre es inglés y fan del Everton desde los cinco años. ¡Inmediatamente me infectó el virus del Everton! Siempre sigo sus partidos“.

Uno de los pocos defectos que tiene Holtby es su fondo físico, todavía algo corto. Su menudo tamaño (mide 1,74) tampoco le ayuda en un torneo duro como la Bundesliga, aunque a la postre la calidad termina aflorando. En realidad, no es la primera vez que sus limitaciones físicas le crean problemas, pues cuando tenía 14 años el Borussia Monchengladbach, donde jugaba desde los 11, decidió darle la baja al considerar que no triunfaría por ‘pequeño’. Tiene toda la pinta de que se equivocaban…

Consulta aquí todas las ‘Promesas’ analizadas por Mercafutbol

Compartir

Comentarios