Noticias de rumores y fichajes

Los motivos por los que Denilson no jugó en el Barcelona

Una década ha pasado ya del truncado fichaje del brasileño, pero ha sido ahora cuando ha salido a la luz las razones que llevaron al jugador a fichar por el Betis y no por el Barcelona.

Una década ha pasado ya del truncado fichaje del brasileño, pero ha sido ahora cuando ha salido a la luz las razones que llevaron al jugador a fichar por el Betis y no por el Barcelona.

Verano de 1998. Denilson de Oliveira Araújo, Denilson, es, con 21 años, una de las promesas del fútbol brasileño con más mercado. El Barcelona se interesa por el jugador, le hace llegar una oferta interesante tanto al futbolista como a su club propietario entonces, el Sao Paulo. Tal como cuenta diez años después el extremo en una entrevista a Don Balón, una noche se fue a dormir "pensando que había fichado por el Barça y me desperté y estaba en el Betis. La primera propuesta oficial que recibí era del Barcelona. Las negociaciones estaban prácticamente cerradas".

Y no es que fuera por una confusión de colores (grave sería, de la elástica azulgrana a la verdiblanca hay diferencias), sino otros motivos económicos que a la postre convirtieron al jugador en el fichaje más caro de la historia del fútbol en su momento, unos 5.000 millones de pesetas (cerca de 30 millones de euros):

un detalle sobre quien pagaba los impuestos de la transferencia provocó que la negociación no acabara saliendo

De esta forma terminó en el Betis, por culpa de que ni Barcelona ni Sao Paulo llegaran a acordar quién debía pagar los impuestos. Posteriormente Manuel Ruiz de Lopera, máximo dirigente del Betis, llegó "con una propuesta irrecusable para el Sao Paulo" y que además "económicamente era muy buena para mí y decidí aceptarla".

Sin embargo, la expectativa que se creó con el brasileño fue demasiado alta. Denilson, pese a vivir su mejor época en el Betis, no llegó a explotar futbolísticamente por lo que fue cedido al Flamengo y posteriormente se marchó y ha disputado una temporada en el Girondins de Burdeos, otra en el Al-Nasr árabe y el año pasado estuvo en el Dallas de Estados Unidos. Actualmente juega en el Palmeiras de Vanderlei Luxemburgo, ex entrenador del Real Madrid.

Verano de 1998. Denilson de Oliveira Araújo, Denilson, es, con 21 años, una de las promesas del fútbol brasileño con más mercado. El Barcelona se interesa por el jugador, le hace llegar una oferta interesante tanto al futbolista como a su club propietario entonces, el Sao Paulo. Tal como cuenta diez años después el extremo en una entrevista a Don Balón, una noche se fue a dormir “pensando que había fichado por el Barça y me desperté y estaba en el Betis. La primera propuesta oficial que recibí era del Barcelona. Las negociaciones estaban prácticamente cerradas”.

Y no es que fuera por una confusión de colores (grave sería, de la elástica azulgrana a la verdiblanca hay diferencias), sino otros motivos económicos que a la postre convirtieron al jugador en el fichaje más caro de la historia del fútbol en su momento, unos 5.000 millones de pesetas (cerca de 30 millones de euros):

un detalle sobre quien pagaba los impuestos de la transferencia provocó que la negociación no acabara saliendo

De esta forma terminó en el Betis, por culpa de que ni Barcelona ni Sao Paulo llegaran a acordar quién debía pagar los impuestos. Posteriormente Manuel Ruiz de Lopera, máximo dirigente del Betis, llegó “con una propuesta irrecusable para el Sao Paulo” y que además “económicamente era muy buena para mí y decidí aceptarla”.

Sin embargo, la expectativa que se creó con el brasileño fue demasiado alta. Denilson, pese a vivir su mejor época en el Betis, no llegó a explotar futbolísticamente por lo que fue cedido al Flamengo y posteriormente se marchó y ha disputado una temporada en el Girondins de Burdeos, otra en el Al-Nasr árabe y el año pasado estuvo en el Dallas de Estados Unidos. Actualmente juega en el Palmeiras de Vanderlei Luxemburgo, ex entrenador del Real Madrid.

Compartir

Comentarios