Noticias de rumores y fichajes

Merlo deja River; ¿llega Passarella?

Historias conocidas para River Plate las de las renuncias de los entrenadores de turno. Pasó con Manuel Pellegrini a fines de 2003. Ocurrió con Leonardo Astrada en septiembre pasado. Pero, sin dudas, la última, protagonizada por Reinaldo “Mostaza” Merlo, fue las más sorpresiva.

Historias conocidas para River Plate las de las renuncias de los entrenadores de turno. Pasó con Manuel Pellegrini a fines de 2003. Ocurrió con Leonardo Astrada en septiembre pasado. Pero, sin dudas, la última, protagonizada por Reinaldo “Mostaza” Merlo, fue las más sorpresiva.

Porque no se dio tras una pésima campaña, ni siquiera luego de una estrepitosa goleada. River hacía horas nomás que había afrontado su primer partido de preparación (igualó 0 a 0 ante San Lorenzo, por el Torneo de Verano de Mar del Plata). No era un motivo suficiente como para que se diera este final. La inesperada decisión de Merlo se conoció apenas entrada la mañana en Argentina, mediante una conferencia de prensa que el propio entrenador quiso realizar.

“Les voy a dar un comunicado y no quiero preguntas porque es un momento emocional. Eso y nada más. Yo llegué a River en un momento especial. Hemos trabajado muy bien. Y realmente el proyecto mío iba a empezar ahora. Con la llegada de cinco o seis jugadores. Llegó uno solo por ahora. Quiere decir que el proyecto no lo empecé. Terminado el partido de ayer, hablé con Gallardo. Lo primero que me dijo es que no era nada personal con el cuerpo técnico, pero que él no estaba de acuerdo con el proyecto y entonces se iba a ir ahora de River. Bueno, seguimos conversando y me dijo que el 90 por ciento de la plantilla tampoco estaba de acuerdo con mi proyecto. Entonces, mientras yo dirija en el fútbol argentino, mando yo. Se hace lo que yo diga, no acepto ninguna transa, nada. Después de eso, él me había pedido hablar con los jugadores y le dijo que esperara. Luego, me reuní con los futbolistas y les expliqué que como yo nací en River y quiero mucho a este club, lo mejor en este caso es que yo dé un paso al costado y que aquellos que no comparten mi proyecto, arranquen con el que quieren ellos. Eso es todo”.

Sin aceptar ninguna consulta de los periodistas, Merlo, junto a su colaborador, el “Polaco” Dolte, se retiró del lugar. Las palabras de “Mostaza” dan margen para arribar a ciertas conclusiones: no mantenía una buena relación con la plantilla y mucho menos con el capitán Marcelo Gallardo. Tan es así, que cuando les comunicó su renuncia a los jugadores, nadie se opuso, o sugirió algún cambio de postura. Al contrario, estuvieron de acuerdo. Entonces, en plena madrugada de este lunes se oficializó el alejamiento de Merlo, tras la reunión que éste mantuvo con el jefe del Departamento de Fútbol profesional de River, Norberto Alvarez, el único directivo que se situaba en Mar del Plata, junto a la delegación.

Claro que River no tiene demasiado tiempo para lamentarse ni buscar motivos de la abrupta salida de Merlo. Sobre todo si se tiene en cuenta que el sábado 14 y el martes 17 disputará los dos superclásicos estivales ante Boca Juniors. Por eso mismo, esta mañana los directivos Mario Israel, Domingo Díaz y Hugo Spalik se habrían encontrado con Daniel Passarella en una confitería cercana al estadio Monumental para ofrecerle el cargo. Y, según cuentan allegados a las partes, el trato estaría muy cerca de concretarse en las próximas horas, de manera que el “Kaiser” volvería a dirigir a los Millonarios tras casi 12 años.

Porque no se dio tras una pésima campaña, ni siquiera luego de una estrepitosa goleada. River hacía horas nomás que había afrontado su primer partido de preparación (igualó 0 a 0 ante San Lorenzo, por el Torneo de Verano de Mar del Plata). No era un motivo suficiente como para que se diera este final. La inesperada decisión de Merlo se conoció apenas entrada la mañana en Argentina, mediante una conferencia de prensa que el propio entrenador quiso realizar.

“Les voy a dar un comunicado y no quiero preguntas porque es un momento emocional. Eso y nada más. Yo llegué a River en un momento especial. Hemos trabajado muy bien. Y realmente el proyecto mío iba a empezar ahora. Con la llegada de cinco o seis jugadores. Llegó uno solo por ahora. Quiere decir que el proyecto no lo empecé. Terminado el partido de ayer, hablé con Gallardo. Lo primero que me dijo es que no era nada personal con el cuerpo técnico, pero que él no estaba de acuerdo con el proyecto y entonces se iba a ir ahora de River. Bueno, seguimos conversando y me dijo que el 90 por ciento de la plantilla tampoco estaba de acuerdo con mi proyecto. Entonces, mientras yo dirija en el fútbol argentino, mando yo. Se hace lo que yo diga, no acepto ninguna transa, nada. Después de eso, él me había pedido hablar con los jugadores y le dijo que esperara. Luego, me reuní con los futbolistas y les expliqué que como yo nací en River y quiero mucho a este club, lo mejor en este caso es que yo dé un paso al costado y que aquellos que no comparten mi proyecto, arranquen con el que quieren ellos. Eso es todo”.

Sin aceptar ninguna consulta de los periodistas, Merlo, junto a su colaborador, el “Polaco” Dolte, se retiró del lugar. Las palabras de “Mostaza” dan margen para arribar a ciertas conclusiones: no mantenía una buena relación con la plantilla y mucho menos con el capitán Marcelo Gallardo. Tan es así, que cuando les comunicó su renuncia a los jugadores, nadie se opuso, o sugirió algún cambio de postura. Al contrario, estuvieron de acuerdo. Entonces, en plena madrugada de este lunes se oficializó el alejamiento de Merlo, tras la reunión que éste mantuvo con el jefe del Departamento de Fútbol profesional de River, Norberto Alvarez, el único directivo que se situaba en Mar del Plata, junto a la delegación.

Claro que River no tiene demasiado tiempo para lamentarse ni buscar motivos de la abrupta salida de Merlo. Sobre todo si se tiene en cuenta que el sábado 14 y el martes 17 disputará los dos superclásicos estivales ante Boca Juniors. Por eso mismo, esta mañana los directivos Mario Israel, Domingo Díaz y Hugo Spalik se habrían encontrado con Daniel Passarella en una confitería cercana al estadio Monumental para ofrecerle el cargo. Y, según cuentan allegados a las partes, el trato estaría muy cerca de concretarse en las próximas horas, de manera que el “Kaiser” volvería a dirigir a los Millonarios tras casi 12 años.

Compartir

Comentarios