Noticias de rumores y fichajes

Messi ‘pasa’ de las palabras de Wenger

El técnico alsaciano pretende retener a Cesc en el Arsenal pero La ‘Pulga’ asegura que el catalán, tarde o temprano, vestirá de azulgrana porque lo lleva “en la sangre”

Lionel Messi, delantero del FC Barcelona Messi espera reencontrarse pronto con Cesc (FOTO: Getty Images)

Lionel Messi, la estrella indiscutible del FC Barcelona, ha concedido una entrevista al diario briánico Daily Express donde habla con bastante vehemencia (para lo que en él es habitual) sobre la rumoreada incorporación de Cesc Fábregas al club azulgrana la temporada próxima, algo que el argentino cree que pasará: “Cesc tiene un hueco en su corazón para el Arsenal, pero lleva al Barcelona en la sangre“, manifestó la ‘Pulga.

De hecho, el atacante argentino considera que si por un casual el Barça no lograra fichar al capitán ‘gunner’ este verano, lo hará al siguiente: “No sé cuándo ocurrirá exactamente, pero espero que vuelva a ser mi compañero en el Barcelona en algún momento“, explicó, agregando que Cesc “quiere ganar los mayores títulos del fútbol, y espero que lo haga formando parte del Barcelona”.

Las palabras de Messi aparecen en paralelo a las últimas declaraciones del técnico del Arsenal, Arsene Wenger, el mayor interesado en convencer a Cesc de que se quede en el Emirates Stadium. El argentino, lógicamente, entiende que la decisión de dejarle ir de Londres será dolorosa: “Estoy seguro de que Arsene Wenger y Cesc tienen una relación de padre con hijo y que Cesc tiene también una relación muy especial con los hinchas del Arsenal”.

Messi sabe que “cuando uno crece en un club, es más que sólo un club. Los entrenadores, los jugadores, toda la gente del club es como la familia”, pero también contrapone en la balanza de los sentimientos el apego que Cesc le tiene a su tierra natal: “Barcelona es su ciudad y es el club suyo y de su familia. Hay sólo unos pocos jugadores en todo el mundo capaces de mejorar este equipo y Cesc es uno de ellos“, afirmó el argentino.

Por último, el albiceleste recordó cómo era Cesc cuando jugaban juntos en las categorías inferiores de La Masia: “Simplemente miraba y veía los pases que nadie más en el campo acertaba a ver. Rompía completamente la defensa. Hay que entrenarse duro para ser el mejor, pero para ver lo que Cesc ve cuando está sobre el terreno de juego, hay que haber nacido con ese don”, concluyó.

Compartir

Comentarios