Noticias de rumores y fichajes

Mino Raiola, ese gran provocador

Demasiada cuota de protagonismo ha adquirido este representente italiano durante el mercado de fichajes veraniego que finalizó hace una semana…

Zlatan Ibrahimovic es sustituido en el partido entre Inter y Barcelona y Pep Guardiola dirige a los jugadores que están sobre el terreno de juego Guardiola sigue 'recibiendo' de Mino Raiola (FOTO: Getty Images)

El mercado de fichajes veraniego cerró hace una semana y nos dejógrandes incorporaciones y algún que otro culebrón digno de especialmención. En dos de ellos estuvo, curiosamente, inmerso el mismoprotagonista: Mino Raiola. Este ex pizzero de aspecto algo dejado es,como el mundo entero sabe, agente de futbolistas y en su nómina derepresentados figuran los nombres de dos jugadores con talento ycomplicado carácter: Mario Balotelli y Zlatan Ibrahimovic.

Sendos futbolistas pidieron a su representante la misma misiónpara la subasta estival que acaba de concluir: cambiar de equipo. YRaiola cumplió aunque, claro está, sin pasar inadvertido para nadie.Al que primero encontró destino fue a SuperMario, al que ‘enchufó’ enel Manchester City por 28 millones de euros, cifra nunca antes pagadapor un futbolista de 20 años. Intentó Raiola que el sueldo de surepresentado también fuera de récord (a mayor salario del jugadormayor comisión para él) aunque el final tuvo que conformarse con laoferta final del City: 3,5 millones anuales.

Considerable cantidad (por más que Raiola quisiera que el clubcitizen pagara a Balotelli 10 ‘kilos’ por año) si tenemosen cuenta los precedentes de un jugador que estando en el Intertarareaba el himno del Milan en el vestuario. Con la camisetarossonera se le vio cuando creía que las cámaras de un programahumorístico de Italia no le grababan y tiró su zamarra neroazzurra al suelo durante el partido de ida de las semifinales de la Copa de Europa queenfrentó al Inter con el Barça y que los interistas ganaron por 3-1.Aquella acción le costó un enfrentamiento con Marco Materazzi, que nopodía creerse el gesto de su por aquel entonces compañero.

Todas estas situaciones propiciaron que el Inter quisierasacárselo de encima y dadas sus urgencias por venderle llamó laatención que sacara por él tan abultada cantidad económica. Si lologró fue, sin lugar a dudas, por la inestimable colaboración deRaiola, consciente del potencial económico del Manchester City y delinterés de Roberto Mancini en su representado. Para acelerar lasnegociaciones no dudó el agente en hacer uso de su retórica parapronunciar ultimátums como este: “Aunque el City sigue siendo nuestraprioridad, también tenemos otras ofertas que vamos a evaluar concuidado si la situación sigue estancada“.

Raiola y el ‘caso Ibra’

Estas declaraciones, en cualquier caso, son bocata dicardenale si las comparamos con las pronunciadas contra el Barçay el técnico de Santpedor, Pep Guardiola. De éste último señaló quedebía acudir a una “clínica mental” si no confiaba en Ibrahimovic y,posteriormente, entre otras lindezas señaló que el de Santpedor teníaproblemas consigo mismo y que no era el dueño del Barcelona.

A esto hay que sumar que durante el proceso de venta de Ibra nodejó de confirmar y desmentir, día sí día también, la continuidad ono del sueco en Can Barça. De hecho llegó a asegurar que Ibra estaríamás tiempo en el club azulgrana que Pep Guardiola, al habersecomprometido éste, sólo por una temporada más, con el clubcatalán.

Cuando sus palabras dejaron de hacer efecto, hizo rajar a Ibraque, tras el trofeo Joan Gamper, señaló que había hablado dos vecesen los últimos seis meses con Guardiola y que éste no le quería en elequipo. “Por lo menos lo ha dicho él y no su representante, vamosmejorando“, señaló el técnico de Santpedor tras la rajada de un Ibraque, finalmente, tal y como tanto él y su representante querían, acabó fichando por el Milan a cambio de una cantidad irrisoria(cesión más obligatoria opción de compra de 24 millones a ejecutar elaño que viene).

Acabado el culebrón, sin embargo, Raiola sigue dando la nota y ensus últimas declaraciones ha señalado, para una web italiana: “EnBarcelona, Ibrahimovic iba camino de convertirse en un zombie. PepGuardiola no lo tenía en cuenta y estaba entre la espada y lapared”.

No le falta cuerda, desde luego, a Raiola que debería dar, ya, porzanjado el tema Ibra y centrarse en nuevos objetivos que puedan darlela misma cuota de protagonismo y dinero que los casos Balotelli eIbrahimovic…

Servifutbol

Compartir

Comentarios