Noticias de rumores y fichajes

Movimiento en los banquillos italianos

Dos grandes del fútbol transalpino no están pasando por sus mejores momentos. Milan y Roma no han iniciado bien la temporada y si Ancelotti y Spalletti, respectivamente, no lo solucionan, podrían verse fuera de sus actuales cargos.

Dos grandes del fútbol transalpino no están pasando por sus mejores momentos. Milan y Roma no han iniciado bien la temporada y si Ancelotti y Spalletti, respectivamente, no lo solucionan, podrían verse fuera de sus actuales cargos.

Cierto es que la temporada acaba de empezar y que aún hay tiempo para arreglar lo que no funciona y remontar el vuelo, para lo que el propio entrenador lo puede hacer. Sin embargo, en el mundo del fútbol hay veces que las prisas dominan toda decisión, también por la presión de los resultados y de los propios aficionados.

Es lo que sucede en Italia. Concretamente, en el Milan y en la Roma, donde el conjunto rossonero y el giallorossi podrían cambiar de técnico si Ancelotti y Spalletti, respectivamente, no logran mejorar los resultados. La prensa italiana, incluso, ya especula con una operación un tanto rocambolesca pero que, tal y como es el fútbol, no se puede descartar: Carlo Ancelotti sería nuevo entrenador de la Roma si es cesado en el Milan.

Los números de conjunto lombardo no son para echar cohetes. En la Serie A todavía no sabe ni lo que es ganar un mísero punto, ya que tras dos partidos disputados el '0' es el número que resume la clasificación milanista: colista empatado con el Cagliari. A esto hay que añadir que la temporada pasada Ancelotti no logró la clasificación para la Liga de Campeones, por lo que se han tenido que conformar con la Copa de la UEFA, donde ayer lograron la victoria frente al modesto Zurich.

Pero tal y como reconoce el técnico, la Copa de la UEFA "es un objetivo secundario", aunque reconoce que "si podemos llegar hasta marzo de este torneo, será interesante y será un estímulo para nosotros". De esta forma, es en el campeonato liguero donde el Milan debe iniciar una escalada hacia los puestos más altos de la clasificación, o la destitución del técnico será cuestión de tiempo, pese a que Galliani asegure su continuidad.

Y como sustitutos del aún entrenador rossonero han sonado dos nombres: Frank Rijkaard, quien tiene más números, y Paolo Maldini. Sobre el destino de Ancelotti, la prensa transalpina asegura que podría ser la Roma, donde Spalletti no tiene, a día de hoy, asegurada su continuidad, ya que los resultados del equipo capitalino tampoco son espectaculares.

Con un solo punto en la Serie A, la Roma ocupa la decimoséptima plaza en la clasificación, con un empate y una derrota. Además, si el Milan pudo coger aire en la Copa de la UEFA, la Roma no puede decir lo mismo. En la primera jornada de la Liga de Campeones, los giallorossi se enfrentaban al modesto Cluj rumano y la sorpresa llegó con la derrota de los de Spalletti en el Estadio Olímpico de Roma.

De esta forma, la directiva de la Roma está a la espera de lo que determine Silvio Berlusconi. Si éste destituye a Ancelotti, el técnico estaría libre, por lo que podría fichar por el equipo capitalino, siempre según publica la prensa transalpina. El propio Carlo Ancelotti reconoce la situación actual de su equipo:

El momento es muy delicado, pero los futbolistas quieren cambiar la mecánica y la entidad está haciendo todo lo posible. Además, debemos lavar la ropa sucia en casa y no en la calle

Cierto es que la temporada acaba de empezar y que aún hay tiempo para arreglar lo que no funciona y remontar el vuelo, para lo que el propio entrenador lo puede hacer. Sin embargo, en el mundo del fútbol hay veces que las prisas dominan toda decisión, también por la presión de los resultados y de los propios aficionados.

Es lo que sucede en Italia. Concretamente, en el Milan y en la Roma, donde el conjunto rossonero y el giallorossi podrían cambiar de técnico si Ancelotti y Spalletti, respectivamente, no logran mejorar los resultados. La prensa italiana, incluso, ya especula con una operación un tanto rocambolesca pero que, tal y como es el fútbol, no se puede descartar: Carlo Ancelotti sería nuevo entrenador de la Roma si es cesado en el Milan.

Los números de conjunto lombardo no son para echar cohetes. En la Serie A todavía no sabe ni lo que es ganar un mísero punto, ya que tras dos partidos disputados el ’0′ es el número que resume la clasificación milanista: colista empatado con el Cagliari. A esto hay que añadir que la temporada pasada Ancelotti no logró la clasificación para la Liga de Campeones, por lo que se han tenido que conformar con la Copa de la UEFA, donde ayer lograron la victoria frente al modesto Zurich.

Pero tal y como reconoce el técnico, la Copa de la UEFA “es un objetivo secundario”, aunque reconoce que “si podemos llegar hasta marzo de este torneo, será interesante y será un estímulo para nosotros”. De esta forma, es en el campeonato liguero donde el Milan debe iniciar una escalada hacia los puestos más altos de la clasificación, o la destitución del técnico será cuestión de tiempo, pese a que Galliani asegure su continuidad.

Y como sustitutos del aún entrenador rossonero han sonado dos nombres: Frank Rijkaard, quien tiene más números, y Paolo Maldini. Sobre el destino de Ancelotti, la prensa transalpina asegura que podría ser la Roma, donde Spalletti no tiene, a día de hoy, asegurada su continuidad, ya que los resultados del equipo capitalino tampoco son espectaculares.

Con un solo punto en la Serie A, la Roma ocupa la decimoséptima plaza en la clasificación, con un empate y una derrota. Además, si el Milan pudo coger aire en la Copa de la UEFA, la Roma no puede decir lo mismo. En la primera jornada de la Liga de Campeones, los giallorossi se enfrentaban al modesto Cluj rumano y la sorpresa llegó con la derrota de los de Spalletti en el Estadio Olímpico de Roma.

De esta forma, la directiva de la Roma está a la espera de lo que determine Silvio Berlusconi. Si éste destituye a Ancelotti, el técnico estaría libre, por lo que podría fichar por el equipo capitalino, siempre según publica la prensa transalpina. El propio Carlo Ancelotti reconoce la situación actual de su equipo:

El momento es muy delicado, pero los futbolistas quieren cambiar la mecánica y la entidad está haciendo todo lo posible. Además, debemos lavar la ropa sucia en casa y no en la calle

Compartir

Comentarios