Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Romelu Lukaku

Con solo 16 años, una potencia física sin parangón y la cabeza bien amueblada, este delantero zurdo del Anderlecht es uno de los descubrimientos del año

Lukaku, una 'bestia' futbolística de solo 16 años Lukaku, una 'bestia' futbolística de solo 16 años

Desde el pasado 24 de mayo, cuando debutó, resulta materialmente imposible ver un partido del Anderlecht y no fijarse en el dorsal 36 de los ‘púrpura’, Romelu Lukaku. Primero por su envergadura (supera el 1.90 y los 90 kilos de peso), después por su potencia y tercero por su verticalidad. Pero cuando realmente uno termina por caerse de la silla de la impresión es cuando le ponen delante el DNI de la criatura y se ve la fecha de nacimiento: 13 de mayo de 1993.

Las matemáticas no engañan, Lukaku tiene 16 años y su origen congoleño no debe dar lugar a las suspicacias que en ocasiones rodean a los africanos con respecto a su edad. El chico nació en Amberes, y allí el tema del registro civil funciona mejor que en centroáfrica, debido a que su padre, Roger Lukaku, se trasladó a Bélgica con 23 años para desempeñarse, también como futbolista, en clubs como el Malinas, el Oostende y el Germinal Ekeren.

Sin embargo, es lógico que la duda asalte a muchos, como por ejemplo a Joaquín Caparrós, que tras sufrirle en la eliminatoria de Europa League con el Athletic declaró en la radio que era difícil asimilar que el jugador fuese tan joven. “La altura, la envergadura… hasta la dentadura, si te fijas”, exclamó el técnico rojiblanco casi queriendo medir la edad ‘real’ del atacante por su fisionomía dental, como si de un caballo se tratara.

Juan Lozano, ex del Anderlecht y del Real Madrid, se ha atrevido a recomendarle al máximo nivel: “Si Lukaku sigue demostrando lo que hasta ahora puede ser un jugador para el Madrid. Tiene mucha calidad y debe depurar su técnica, aunque para los 16 años que tiene va sobrado. Los rivales botan contra su cuerpo y eso que no lo aprovecha del todo. Tiene un central el Standard que ha jugado en Italia y es una bestia, y salía despedido cuando chocaba con Lukaku”, decía Lozano en el diario AS.

A la hora de compararle, la mayoría coincide en señalar un nombre: Didier Drogba, el delantero costamarfileño del Chelsea que, además, es la fuente de inspiración reconocida del propio Lukaku. Palabras mayores, sin lugar a dudas. Los ‘blues’, precisamente, fueron de los primeros en percatarse del talento emergente que merodeaba por Bélgica e incluso llegaron a ofrecer hace dos años un millón al padre por llevárselo a Stamford Bridge.

Sin embargo, no parece que el dinero sea lo que vaya a corromper de momento al jugador, bien asesorado. Su progenitor, de hecho, fue quien contó como en una entrevista el chico se partió de la risa cuando se le dijo que valía por lo menos 30 millones de euros. El jugador, además, ha reconocido públicamente que tiene promesa de seguir compaginando el fútbol con sus estudios. Si tiene tanta voluntad para los libros como fe (dicen que reza quince veces al día) el bachillerato lo tiene en el bolsillo.

Conoce otras promesas de Mercafutbol

El poder de Lukaku

Compartir

Comentarios