Noticias de rumores y fichajes

¿Qué pasará con Ronaldinho?

El brasileño no atraviesa por su mejor momento en el Barcelona, donde Frank Rijkaard le ha condenado a ver por la tele el partido de vuelta de Copa del Rey que enfrentará al Valencia con los azulgranas.

El brasileño no atraviesa por su mejor momento en el Barcelona, donde Frank Rijkaard le ha condenado a ver por la tele el partido de vuelta de Copa del Rey que enfrentará al Valencia con los azulgranas.

Que esta temporada no es la de Ronaldinho no es ningún secreto como tampoco lo es que sus relaciones con el Barcelona se han enfriado, aún más, en estas últimas semanas.

La tensión se empezó a mascar cuando Frank Rijkaard decidió no convocar al brasileño para el partido liguero contra el Almería por la presunta farra que el jugador se metió el pasado miércoles y, posteriormente, la situación empeoró cuando el lunes el brasileño decidió entrenar sólo seis minutos por unas presuntas molestias físicas que, poco después, se encargaron de negar los propios servicios médicos del club, que revelaron que Ronnie estaba en perfectas condiciones.

Todo este cúmulo de hechos han propiciado que Frank Rijkaard le haya dejado fuera de cara al partido copero que el Barcelona disputará, esta noche, contra el Valencia y que Ronaldinho haya hablado, para Vanity Fair, asegurando que hay gente que le quiere destruir.

"Aparentemente hay gente envidiosa que me quiere derribar con esos rumores. No lo conseguirán. Nadie destruye a Ronaldinho. Ninguna crítica del mundo me puede quitar el ánimo", ha sentenciado Ronnie que ha añadido: "El Barcelona sólo puede ganar grandes títulos con un Ronaldinho fuerte. Sin títulos la vida es aburrida, y si no juegas, además es muy, muy frustrante. Así no se puede seguir".

Sus palabras cargando el muerto a terceras personas no parecen las más apropiadas para mejorar su situación en Can Barça y, ahora, la pregunta es: ¿Hasta cuándo continuará el brasileño en el Barcelona?

Según Ronnie su estancia se alargará por bastante tiempo más, tal y como ha confirmado para la citada publicación: "Este año quiero ser campeón con el Barcelona cueste lo que cueste. En ese club tengo un futuro estupendo. Los chicos son mi familia. En el Barça soy tan dichoso como el primer día. Me gustaría quedarme y haré todo lo posible por subir otra vez arriba del todo".

Sin embargo, el Barcelona debe meditar, ahora, si su continuidad aportará nuevos logros a la entidad azulgrana o si, por el contrario, sería mejor venderle a un buen postor antes de que su figura se devalúe aún más. 

Que esta temporada no es la de Ronaldinho no es ningún secreto como tampoco lo es que sus relaciones con el Barcelona se han enfriado, aún más, en estas últimas semanas.

La tensión se empezó a mascar cuando Frank Rijkaard decidió no convocar al brasileño para el partido liguero contra el Almería por la presunta farra que el jugador se metió el pasado miércoles y, posteriormente, la situación empeoró cuando el lunes el brasileño decidió entrenar sólo seis minutos por unas presuntas molestias físicas que, poco después, se encargaron de negar los propios servicios médicos del club, que revelaron que Ronnie estaba en perfectas condiciones.

Todo este cúmulo de hechos han propiciado que Frank Rijkaard le haya dejado fuera de cara al partido copero que el Barcelona disputará, esta noche, contra el Valencia y que Ronaldinho haya hablado, para Vanity Fair, asegurando que hay gente que le quiere destruir.

“Aparentemente hay gente envidiosa que me quiere derribar con esos rumores. No lo conseguirán. Nadie destruye a Ronaldinho. Ninguna crítica del mundo me puede quitar el ánimo”, ha sentenciado Ronnie que ha añadido: “El Barcelona sólo puede ganar grandes títulos con un Ronaldinho fuerte. Sin títulos la vida es aburrida, y si no juegas, además es muy, muy frustrante. Así no se puede seguir”.

Sus palabras cargando el muerto a terceras personas no parecen las más apropiadas para mejorar su situación en Can Barça y, ahora, la pregunta es: ¿Hasta cuándo continuará el brasileño en el Barcelona?

Según Ronnie su estancia se alargará por bastante tiempo más, tal y como ha confirmado para la citada publicación: “Este año quiero ser campeón con el Barcelona cueste lo que cueste. En ese club tengo un futuro estupendo. Los chicos son mi familia. En el Barça soy tan dichoso como el primer día. Me gustaría quedarme y haré todo lo posible por subir otra vez arriba del todo“.

Sin embargo, el Barcelona debe meditar, ahora, si su continuidad aportará nuevos logros a la entidad azulgrana o si, por el contrario, sería mejor venderle a un buen postor antes de que su figura se devalúe aún más. 

Compartir

Comentarios