Noticias de rumores y fichajes

¿Quién ha dicho que los fichajes de invierno no sirven para nada?

A pesar de que se trata de una etapa complicada a la hora de fichar, muchos equipos no se arrepienten de haber recurrido al mercado invernal para reforzar su plantilla.

Edgar Davids, un fichaje invernal muy rentable (FOTO: Getty Images) Edgar Davids, un fichaje invernal muy rentable (FOTO: Getty Images)

Es normal que la gran mayoría de fichajes invernales no salgan bien. Se trata de un periodo en el cual todos los equipos europeos se encuentran a mitad de temporada y lo último que quieren es perder a sus jugadores más determinantes para el desenlace de sus respectivas competiciones. Pero como siempre hay excepciones. En este artículo realizaremos un repaso de las incorporaciones más destacadas y positivas que ha traído el frío en los últimos años.

En España, las lesiones y los imprevistos están a la orden del día en una competición que puede resultar demasiado larga si no planificas la temporada con una suficiente profundidad en el banquillo. Frank Rijkaard fue testigo de ello en su primera temporada como técnico azulgrana y se lanzó al mercado invernal en busca de alguna ganga para reforzar el centro del campo. Edgar Davids, que no gozaba de los minutos deseados en la Juventus, llegó para transformar completamente a un Barcelona que no ocupaba ni los cuatro primeros puestos que dan acceso a la Champions. El Pitbull, con su agresividad y trabajo de presión en el centro del campo, catapultó a los culés hasta la segunda plaza con una segunda vuelta épica que daba inicio a una nueva era azulgrana. El mismo Barcelona encontró hace dos años al recambio ideal para el portero titular indiscutible Víctor Valdés después de que José Manuel Pinto decidiera cambiar la portería de Balaídos por la del Camp Nou.

El Real Madrid sacó muy buenos frutos del mercado invernal de 1997 y 1998 con los fichajes del italiano Christian Panucci y el brasileño Savio Bortolini. Aunque nunca llegaron a ser piezas clave del equipo, ambos aportaron cosas muy positivas y progresaron como jugadores. En el ámbito de los fichajes con perspectiva a largo plazo, se puede decir que los blancos son los más espabilados. El mercado invernal de 2007 trajo a Marcelo, Gago e Higuaín, tres jugadores muy jóvenes con mucha proyección procedentes del otro lado del Atlántico. Después de unos meses de integración y adaptación, hoy en día ya son jugadores imprescindibles para el nuevo proyecto de Manuel Pellegrini. La incorporación de Lassana Diarra en el mercado invernal más reciente es una muestra más del gran provecho que se le puede sacar al trabajar en los despachos en este periodo.

Fuera de los dos grandes de España, cabe destacar que equipos importantes como Valencia, Sevilla, y Villareal también han echado mano de este tipo de mercados para hacerse más grandes en los últimos años. En 2002, los nervionenses se hicieron con los servicios de Dani Alves tras cerrar un traspaso muy barato con el Esporte Clube Bahía. El brasileño fue uno de los artífices de la transición del Sevilla de un equipo vulgar de España a uno de los grandes de Europa. Actualmente es, sin lugar a dudas, uno de los mejores laterales derechos de todo el mundo, por no decir el mejor. La llegada de Martín Palermo en enero de 2001 al Villareal supuso una inyección de motivación en el submarino amarillo. El Madrigal vio que su equipo tenía hambre de crecer con el primer fichaje de un crack mundial en toda su historia. En enero de 2001, también el Valencia se trajo de Argentina a Pablo Aimar. El Payaso no contó con el respeto de las lesiones pero dio muchas alegrías a los ches deleitándoles con su calidad.

En el panorama internacional también predominan los fracasos en la transferencia de jugadores. No obstante, no podemos olvidar que el gran papel que está realizando el Manchester City en Inglaterra esta temporada se debe, en parte, a dos jugadores imprescindibles que llegaron en el pasado mercado invernal inglés. Shay Given se ha consolidado plenamente bajo los palos de los citizens y Craig Bellamy es uno de los pilares del once de Roberto Mancini gracias a su velocidad y a su olfato goleador. Arsène Wenger ha visto que tampoco se equivocó al desembolsar más de trece millones de euros para incorporar a Andrei Arshavin a su Arsenal. Al ruso le ha sentado como una guante la Premier y actualmente es uno de los referentes del equipo junto a Robin Van Persie y Cesc Fábregas.

En Italia, el invento del Milan con David Beckham la temporada pasada salió tan bien que han decidido repetir la jugada este año. Mientras muchos decían que sólo se trataba de un ejemplar más de la colección de reliquias de los rossoneri, Becks revolucionó al equipo con ese punto de brega y calidad a balón parado. El inglés es el ejemplo más reciente del gran alivio que puede suponer para muchos clubes la apertura de un mercado frío pero suculento a la vez.

Compartir

Comentarios