Noticias de rumores y fichajes

Riquelme se queda en el Villarreal

Pese a que el argentino quería irse y el Villarreal quería venderlo, al final Riquelme no se mueve. El Atlético tenía el fichaje en su mano pero lo desestimó a última hora.

Pese a que el argentino quería irse y el Villarreal quería venderlo, al final Riquelme no se mueve. El Atlético tenía el fichaje en su mano pero lo desestimó a última hora.

Hace unos días Riquelme tenía pie y medio en el Atlético. Sin embargo, una vez cerrado el mercado de fichajes, el argentino sigue perteneciendo al Villarreal. ¿Qué es lo que frenó la contratación de Riquelme?

Pese a que la primera impresión pueda ser que a los colchoneros les faltaba dinero, la realidad es bien diferente. Los 78 millones gastados hasta el momento no resultaban un problema para que el mediapunta argentino recalara en el equipo dirigido por Javier Aguirre.

El principal inconveniente ha sido táctico. Reunidos el técnico mexicano con García Pitarch, Gil Marín y Cerezo, llegaron a la conclusión de que lo mejor para el equipo era no traer al jugador. Su contratación hubiera obligado a Aguirre a sentar a Simao o a Agüero, dos de los futbolistas que están llamados a liderar el nuevo proyecto rojiblanco.

El propio entrenador rojiblanco lo resumió en rueda de prensa: "Yo quería el fichaje. Sí claro. Así de rotundo y así de contundente. Lo que pasa es que aquí fichamos cuatro (Aguirre, García Pitarch, Gil Marín y Cerezo) y nos tenemos que poner de acuerdo. Entonces, al final, se consideró que a falta de dos días era muy arriesgado".

Hace unos días Riquelme tenía pie y medio en el Atlético. Sin embargo, una vez cerrado el mercado de fichajes, el argentino sigue perteneciendo al Villarreal. ¿Qué es lo que frenó la contratación de Riquelme?

Pese a que la primera impresión pueda ser que a los colchoneros les faltaba dinero, la realidad es bien diferente. Los 78 millones gastados hasta el momento no resultaban un problema para que el mediapunta argentino recalara en el equipo dirigido por Javier Aguirre.

El principal inconveniente ha sido táctico. Reunidos el técnico mexicano con García Pitarch, Gil Marín y Cerezo, llegaron a la conclusión de que lo mejor para el equipo era no traer al jugador. Su contratación hubiera obligado a Aguirre a sentar a Simao o a Agüero, dos de los futbolistas que están llamados a liderar el nuevo proyecto rojiblanco.

El propio entrenador rojiblanco lo resumió en rueda de prensa: “Yo quería el fichaje. Sí claro. Así de rotundo y así de contundente. Lo que pasa es que aquí fichamos cuatro (Aguirre, García Pitarch, Gil Marín y Cerezo) y nos tenemos que poner de acuerdo. Entonces, al final, se consideró que a falta de dos días era muy arriesgado”.

Compartir

Comentarios