Noticias de rumores y fichajes

¿Saldará Kaká su “deuda” con el Madrid?

El jugador brasileño se mostró entusiasmado tras su buen partido en San Mamés y optimista de cara al exigente tramo final de temporada que se avecina.

Kaká durante un partido del Real Madrid Kaká, optimista tras su 'doblete' en San Mamés (FOTO: Getty Images)

Hacía muchas semanas que se esperaba una gran actuación de Kaká con el Real Madrid, tantas que buena parte de la afición merengue ya se había resignado a pensar que nunca vería la mejor versión del brasileño con la casaca blanca. Pero en San Mamés el ex jugador del Milan destapó el tarro de las esencias, concediendo un halo de esperanza a quienes todavía creen en su magia.

Tras el partido, Kaká se mostró muy feliz por su ‘doblete’ en Onda Cero, donde habló de purgar la “deuda” que tiene contraída con el Real Madrid desde que los blancos pagaron 68 millones de euros por su fichaje: “Siento que tengo una deuda con el Real Madrid y me siento molesto por no haber respondido a las expectativas. Entiendo a la afición y espero que con el tiempo pueda convencerles”, manifestó. La pregunta es: ¿Logrará Kaká triunfar finalmente en la Casa Blanca?

Si quiere hacerlo, es ahora o nunca. El Real Madrid afronta un tramo final de temporada tan exigente como apasionante, con un FC Barcelona intratable en el horizonte que puede amargar la temporada a los de José Mourinho… o bien engrandecerla. Ganarle la Copa al Barça y eliminarle en semifinales de la Champions sería un exitazo rotundo para el proyecto de Florentino Pérez. Y no cabe duda de que un gran Kaká ayudaría y mucho.

El brasileño tiene la ventaja de que físicamente no puede estar cansado, pues se ha pasado medio curso lesionado y en el banquillo. También cuenta con el acicate de que Mou, a diferencia de Pellegrini, no busca elaborar ni llevar el peso del partido, sino robar y salir rápido, un estilo que beneficia a Kaká. Además, se empieza a especular con que en el primero de los ‘Clásicos’, el del sábado en Liga, Kaká podría ser titular para dar así descanso a algún compañero de cara a la final de Copa, lo que le proporcionaría el escenario perfecto para demostrar que está en fase ascendente.

En el otro lado de la balanza está fundamentalmente la presión por agradar. Kaká no ha demostrado prácticamente nada desde su llegada al Madrid, e incluso ha sido acusado de haberse reservado para llegar a tope al pasado Mundial. Encima, la eclosión de Mesut Özil le ha relegado a un lugar secundario en los corazoncitos de los aficionados merengues, y si quiere reconquistarlos no podrá hacerlo solo con el nombre. Va a necesitar buenos partidos. ¿Resurgirá el mejor Kaká ahora que tanto se le necesita?

Compartir

Comentarios