Noticias de rumores y fichajes

Sólo los fichajes harán olvidar el hundimiento del Barcelona

(Opinión) Si el Barcelona se queda sin Liga sólo una gran cantidad de fichajes podría calmar los ánimos de los seguidores azulgranas.

(Opinión) Si el Barcelona se queda sin Liga sólo una gran cantidad de fichajes podría calmar los ánimos de los seguidores azulgranas.

Tenían la Liga en el bolsillo pero a cuatro jornadas del final de la competición, el Barcelona ha tirado por tierra el trabajo realizado a lo largo de toda una temporada. El exceso de relajación, la convicción que ningún equipo les haría sombra y la falta de compenetración de los actuales miembros de la plantilla azulgrana han provocado el hundimiento de la flota barcelonista justo cuando el campeonato liguero está próximo a llegar a su fin.

Aunque aún no está todo perdido, el hecho que el Real Madrid (que ha consumado una campaña más que discreta) haya arrebatado el liderazgo al Barcelona es una buena muestra que hay algo en Can Barça que ya no funciona. Quizá Johan Cruyff tenía razón cuando dijo que la actual plantilla azulgrana había cumplido un ciclo o cuando sentenció que los cracks dejan de brillar a los dos o tres años de estar en el mismo club.

Sea como fuere, el caso es que el Barcelona está en una situación más que complicada. Sin opciones ni en la Champions ni en la Copa del Rey, la Liga era la única competición que podía llevar la alegría a un Barcelona al que más le vale remontar en los cuatro partidos que le quedan (y rezar para el pinchazo del Madrid) si no quiere despedirse del único título al que puede aspirar.

Si, finalmente, se produce la debacle sólo los fichajes podrán calmar los ánimos de la afición barcelonista. Cambiar de cara al equipo aunque sea a costa de desprenderse de alguno de sus cracks es la única opción que le quedaría a Joan Laporta si quiere evitar la ira de los aficionados culés.

De hecho, los malos resultados del equipo catalán habrían provocado que la directiva azulgrna hubiera empezado a mover ficha para intentar atar a los refuerzos de la próxima temporada. Así, el Sunday Mirror ya ha asegurado que Frank Lampard está más cerca que nunca del Camp Nou y se apunta que Terry también podría recalar en el club catalán. Con el primero de ellos, el centro del campo barcelonista tendría la fuerza que ha perdido y con el segundo quedaría apuntalada la defensa. La delantera también habría que apuntalarla siendo Henry uno de los mejor posicionados para reforzar el ataque.

No olvidar que para lograr estos fichajes (De Rossi, Diego y Gabriel Milito, o Sneijder también estarían apuntados en la agenda azulgrana) el club catalán tendría que desprenderse de alguno de sus cracks como Deco, que podría entrar en un trueque con Lampard o recalar en el Inter, Ronaldinho, que podría emigrar hasta Milán o Eto'o, al que también seguiría el Milán aparte del Liverpool y el Manchester.

Tenían la Liga en el bolsillo pero a cuatro jornadas del final de la competición, el Barcelona ha tirado por tierra el trabajo realizado a lo largo de toda una temporada. El exceso de relajación, la convicción que ningún equipo les haría sombra y la falta de compenetración de los actuales miembros de la plantilla azulgrana han provocado el hundimiento de la flota barcelonista justo cuando el campeonato liguero está próximo a llegar a su fin.

Aunque aún no está todo perdido, el hecho que el Real Madrid (que ha consumado una campaña más que discreta) haya arrebatado el liderazgo al Barcelona es una buena muestra que hay algo en Can Barça que ya no funciona. Quizá Johan Cruyff tenía razón cuando dijo que la actual plantilla azulgrana había cumplido un ciclo o cuando sentenció que los cracks dejan de brillar a los dos o tres años de estar en el mismo club.

Sea como fuere, el caso es que el Barcelona está en una situación más que complicada. Sin opciones ni en la Champions ni en la Copa del Rey, la Liga era la única competición que podía llevar la alegría a un Barcelona al que más le vale remontar en los cuatro partidos que le quedan (y rezar para el pinchazo del Madrid) si no quiere despedirse del único título al que puede aspirar.

Si, finalmente, se produce la debacle sólo los fichajes podrán calmar los ánimos de la afición barcelonista. Cambiar de cara al equipo aunque sea a costa de desprenderse de alguno de sus cracks es la única opción que le quedaría a Joan Laporta si quiere evitar la ira de los aficionados culés.

De hecho, los malos resultados del equipo catalán habrían provocado que la directiva azulgrna hubiera empezado a mover ficha para intentar atar a los refuerzos de la próxima temporada. Así, el Sunday Mirror ya ha asegurado que Frank Lampard está más cerca que nunca del Camp Nou y se apunta que Terry también podría recalar en el club catalán. Con el primero de ellos, el centro del campo barcelonista tendría la fuerza que ha perdido y con el segundo quedaría apuntalada la defensa. La delantera también habría que apuntalarla siendo Henry uno de los mejor posicionados para reforzar el ataque.

No olvidar que para lograr estos fichajes (De Rossi, Diego y Gabriel Milito, o Sneijder también estarían apuntados en la agenda azulgrana) el club catalán tendría que desprenderse de alguno de sus cracks como Deco, que podría entrar en un trueque con Lampard o recalar en el Inter, Ronaldinho, que podría emigrar hasta Milán o Eto’o, al que también seguiría el Milán aparte del Liverpool y el Manchester.

Compartir

Comentarios