Noticias de rumores y fichajes

STOP: Fichajes de alta traición

El mundo del fútbol está plagado de traiciones y, la mayoría de ellas, se producen cuando el mercado de fichajes está abierto. La última vivida ha sido la de Carlos Tévez que ha cambiado el Manchester United por el rival de la ciudad, el City.

La afición del Barcelona jamás perdonó la traición de Figo La afición del Barcelona jamás perdonó la traición de Figo (FOTO: Getty Images)

Cuando el mercado de fichajes veraniego llegó a su fin, el pasado lunes a las 00:00, fueron muchos los que respiraron tranquilos al ver que, este año, no se había consumado ninguna traición de relumbrón. Suspiraron, especialmente, aquellos que quieren mimar a sus estrellas y aquellos que recordaron los disgustos vividos, antaño, con, por ejemplo, Florentino Pérez. Éste logró el fichaje de Figo, en el año 2000, y cuando los azulgranas más amaban al portugués y, esta temporada, se rumoreó una quimera: que intentaría ir a por Leo Messi.

El fichaje de Figo por parte del Real Madrid llegó al alma de la afición culéEl fichaje de Figo por parte del Real Madrid llegó al alma de la afición culé

Al final todo quedó en mera especulación y la parroquia culé, tricontenta, no tuvo que volver a vivir una situación similar a la vivida hace nueve años. En aquella ocasión, Florentino congeló al barcelonismo que, eso sí, ya había vivido traiciones previas, tales como las de Michael Laudrup y Bernd Schuster que cambiaron la zamarra azulgrana por la blanca en 1994 y 1988, respectivamente. Posteriormente, se produjeron las marchas de Albert Celades que recaló en el Madrid en el año 2000, tras una temporada en el Celta de Vigo, Ronaldo que, previo paso por el Inter, también acabó vistiendo de merengue en 2002 y Javier Saviola quién aterrizó en el Bernabéu en 2007. El caso del delantero brasileño es, especialmente, curioso, puesto que, no sólo traicionó a Barcelona con Real Madrid sino que, también, ‘faltó’ al Inter de Milán fichando, años después, por el Milan.

Otro infiel a su equipo fue el mítico Hugo Sánchez que abandonó el Atlético de Madrid en 1985 para incorporase a las filas del eterno rival colchonero y una situación a la inversa protagonizó José Antonio Reyes en 2007 cuando cambió el Real Madrid, donde no cuajó, por el Atleti. En su caso, la afición colchonera sigue sin perdonarle que jugara en el conjunto blanco y, sobre todo, que rechazara incorporarse al club rojiblanco en 2006 para fichar por el Madrid y que, posteriormente, haya acabado vistiendo de colchonero

Hugo Sánchez 'plantó' al Atleti por el MadridHugo Sánchez ‘plantó’ al Atleti por el Madrid

La integración de Reyes en la casa del rival, por tanto, no ha sido tan estupenda como lo fue la de Luis Enrique que logró ganarse el corazón de la afición azulgrana pese a su historial en un Real Madrid al que traicionó en 1996.

Luis Enrique jugó en el Real Madrid durante cinco temporadasLuis Enrique jugó en el Real Madrid durante cinco temporadas

Si vamos más allá de nuestras fronteras y echamos el ojo a otras ligas nos encontramos con más traidores de renombre, tales como Sol Campbell, que cambió el Tottenham por el ‘vecino’ Arsenal en 2001, Ashley Cole que plantó a los gunners por los blues en 2006 o Dennis Law que jugó primero en el Manchester City (1960-1961), luego en el United (1962-1973) y que acabó su carrera, de nuevo, en el bando citizen (1973-74).

Quién, recientemente, también ha cambiado el United por el City ha sido Carlos Tévez, uno de los fichajes estrella de los citizen esta temporada y que, todo hay que decirlo, no habría abandonado a los diablos rojos si hubiera recibido algo más de ‘amor’ en Old Trafford…

Si dejamos Inglaterra y nos vamos a Italia nos encontramos con el caso de Clarence Seedorf, que cambió el Inter de Milán por el Milan en 2002 o con el de Christian Vieri, que realizó la misma operación en 2005. Otro traidor interista es Andrea Pirlo que, a día de hoy, es uno de los motores de un Milan en el que aterrizó en 2001.

Andrea Pirlo fue neroazzurro de 1998 a 2001Andrea Pirlo fue neroazzurro de 1998 a 2001

Roberto Baggio, por su parte, cambió la Fiorentina por la Juve en 1990 y si volamos hacia Argentina nos encontramos con varios desertores de River Plate. Hugo Gatti, previo paso por Gimnasia y Esgrima La Plata y Unión de Santa Fe, se incorporó a las filas de Boca Juniors en 1976, Batistuta lo hizo en 1990 y Claudio Caniggia en 1995, diez años después de sus inicios futbolísticos en River. El caso inverso lo encontramos en Óscar Ruggeri que, en 1985, tras cinco temporadas en Boca Juniors, se incorporó a las filas de River…

Batistuta jugó en River la temporada 1989/1990Batistuta jugó en River la temporada 1989/1990

En definitiva, hemos vivido multitud de traiciones y las que nos quedan por vivir… Así que, ahora, sólo queda esperar a que se vuelva a abrir el mercado para saber si hay que añadir algún nombre más a esta larga lista…

Compartir
NO TE LO PIERDAS

Comentarios

Y TAMBIÉN...