Noticias de rumores y fichajes

Una renovación sencilla

El lateral francés del Barcelona Eric Abidal termina contrato en junio de 2012, pero club y jugador ya se han citado para tratar su renovación, para la cual no se esperan grandes problemas.

Eric Abidal, en un partido con el Barcelona (FOTO: Getty Images) La renovación de Eric Abidal no debería complicarse (FOTO: Getty Images)

Eric Abidal, de 31 años, está ante uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. El lateral zurdo del Barcelona, sin embargo, termina contrato en junio de 2012, aunque el club catalán y el francés se verán las caras esta misma semana para tratar la renovación del jugador. Una renovación en la que, a diferencia de la de Dani Alves, no se espera que haya ningún problema, ya que al interés de Pep Guardiola (dicho públicamente en rueda de prensa) por su continuidad se suma el amor eterno del francés por la entidad azulgrana.

Abidal tiene claro su futuro: o Barça o nada. El francés recuerda que “siempre he dicho que después de jugar en este equipo ya no voy a ir a otro con más nivel, porque no existe“, y no parece que vaya a poner ningún problema en seguir en Can Barça, ya que económicamente no habrá dificultad alguna:

No habrá problemas para ampliar mi contrato. No quiero más dinero. Quiero más años, hasta el 2015

“Estoy totalmente abierto a escuchar todas las ofertas que vengan del Barça”, explica el zurdo, y considera que “si el club y yo tenemos el mismo objetivo seguro que llegaremos a un acuerdo fácilmente”, aunque sujeta su continuidad a dos condiciones. La primera, a su situación física. Abidal no quiere “renovar por renovar”. “Si las piernas no van es mejor dar las gracias y decir adiós. No puedo mentir porque ahora las piernas van pero no se sabe qué pasará…”, afirma.

La segunda condición es Guaridola: “Primero que renueve el míster y después ya lo haré yo“, señaló el zurdo, que lanzó una premonición sobre el futuro del técnico culé: “Yo creo que Guardiola se quedará hasta los 70 años y después a la Selección Española”, subrayó. “Es un buen entrenador, que conoce muy bien la casa, la gente lo quiere mucho y tácticamente es muy fuerte, como demuestran los resultados”, añade. Pero, a pesar de estos elogios hacia el técnico, Abidal reconoció que estuvo a punto de marcharse hace tres veranos, coincidiendo con la llegada de Guardiola al primer equipo: “Cuando conocí a Guardiola no tuve feeling con él y pedí a Laporta irme del Barça“, revela el lateral. Ahora la historia es bien diferente.

Compartir

Comentarios